Exposiciones diversas al 2012

enero 16, 2013

De un conjunto de exposiciones diversas que pude ver el 2012 me parece que la siguiente recopilación de fotos y vídeos me queda de muestra y  recuerdo. Aunque reconozco  que hay muchos mas que no pude ver o publicar aquí.

En las primeras 4 fotos (abajo) vemos que el tema de la mujer, sus vestidos, adornos, apariencia sexy o desnudez ha  logrado gran publicidad en estos tiempos.

1 2 3 4

Abajo vemos a Lara Kurtz (33) puede que no la quieran publicar en traje de baño en la revista “Sports Illustrated”; sin embargo en sus adornos si llama la atención a un publico femenino que gusta de usar o vestir estos adornos. También vemos la foto de una mujer aficionada, con los brazos cruzados, a la cerámica domestica…

5 6

Diseñadores  y artesanos de cosas originales o exclusivas siempre tienen una oportunidad en lugares como el mercado “Astoria” de New York. En la foto de abajo vemos a Marijana Sprajc. También vemos un par de fotos periodísticas las cuales muestran exposiciones singulares en New York. 

7 8

9

Abajo vemos a la serpiente del arco iris (“Rainbow Serpent”), mostrada en una exposición en Alemania. Fue hecha de cilindros de gasolina y reflejan a una serpiente comiéndose ella misma. Se le considera  un símbolo de suerte.

10

Abajo vemos una curiosa exposición  donde un niño disfruta en ver a un robot dentro de un ambiente que le llamo la atención.

11

A continuación un par de fotos que muestran como las piernas o los cuerpos sin cabeza  pueden ser obras artísticas. 

12 13

Finalmente vemos adornos con rostros humanos.

14

Hasta siempre.

CTsT


Anna paseará por Europa el último personaje lírico de Chaikovski, Iolanta, la joven princesa que vive sin ser consciente de su ceguera.

diciembre 11, 2012

Casi cuatro décadas después de la muerte de Maria Callas, un aura distinta rodea a la pléyade de sopranos del siglo XXI. “Una diva, además de cantar e interpretar, tiene que ser una diosa en la vida cotidiana”, sentenció la soprano de origen griego, responsable de marcar en el inconsciente colectivo los parámetros de este oficio, a medio camino entre la idealización mitómana y la sublimidad artística.

netrebko208

Este tipo de mujeres, no sólo en la ópera, se convirtió, a mediados del siglo pasado, en un modelo para tantas otras féminas por su estilo y su fuerte personalidad en un mundo dominado por hombres.

No fue hasta Maria Callas, por ejemplo, cuando se rompió la tendencia de que fuera el tenor el intérprete principal de las obras líricas. Pero, en cualquier caso, para que a una cantante se le cuelgue la etiqueta de diva es necesario que posea una personalidad arrolladora, muchas veces reforzada por una ascensión meteórica al estrellato.

La propia Netrebko, hace poco más de veinte años, trabajaba en el Teatro Mariinski como limpiadora para poder estar cerca del escenario. Tras una audición, Valeri Guerguiev la convirtió en solista y la dio a conocer en Estados Unidos. Luego arrasó en el Festival de Salzburgo. El resto es ya parte de la historia.

En la memoria de la ópera queda la noche en que Callas, a media función, huyó por la puerta trasera de la Scala porque un resfriado no le permitía estar a la altura del público milanés. «Nessuno può sostituire la Callas», gritó la platea.

Aunque nadie es irrepetible, sí somos sustituibles, y el testigo del divismo operístico descansa ahora en otras manos. Por otra parte, ya no se potencia el mismo misterio. No existe una grabación en vídeo de una actuación completa de Maria Callas, pero a Anna Netrebko la podemos ver actuar para el cine y en alta definición. O bien podemos conocer su lado íntimo a través de su videoblog.

Espontánea, expansiva, enérgica, la soprano de Krasnodar ha abierto el mundo de la ópera a un público muy amplio que exige ya no sólo la excelencia de la voz, sino también la presencia y el magnetismo de las actrices de la gran pantalla. Y eso hace torcer el gesto a más de un purista.

La carrera de Anna Netrebko se encuentra en plena transición. Además de formar una familia con el bajo-barítono uruguayo Erwin Schrott, su voz ha ganado en peso y oscuridad, espoleándola a debutar en papeles más dramáticos. Nueva situación, nuevos retos: la Tatiana de Eugenio Oneguino la Elsa de Lohengrin. En un pequeño alto de su gira, Rusia Hoy conversa con la prima donna rusa. 

Ahora está inmersa en una gira europea con la versión en concierto de Iolanta. Hace muy poco inauguró la temporada del MET, cantó en el Teatro alla Scala, recibió el premio ‘Menschen in Europe’ por su contribución al arte… Su agenda debe de exigirle una gran fortaleza física y mental.

Cuando eliges la ópera profesionalmente sabes que tienes que estar dispuesta a todo. Este tipo de vida, sí, es un poco alocado, diferente al del resto de la gente. Pero ¿qué puedo hacer? Conozco bien este mundo y lo que quiero conseguir. Desde luego, con la llegada de mi primer hijo todo se ha ‘complicado’ un poco, pero no pasa nada. Es mi problema y nadie tiene que darse cuenta. Y menos el público. Pero trato de pasar el máximo tiempo posible con mi familia.

¿Cómo es el personaje de Iolanta, que está interpretando?

Es una princesa ciega que no sabe que lo es. Entonces llega un joven apuesto que le descubre su condición, que existe un mundo visible. Se enamoran a pesar de su ceguera y ella recupera la vista. Dicho así, parece una historia un tanto simple, pero es extremadamente bella y sensible. Se trata de la última ópera de Chaikovski y, a pesar de ello, tiene un final feliz, lo cual no es muy corriente en las óperas rusas. Hace solo unos años que la incorporé a mi repertorio.

Últimamente, no se programa tanta ópera rusa en los teatros europeos y americanos, ¿cree que es una moda pasajera?

No lo sé, cada temporada hay unas obras o autores que se ponen de moda. Hace unos años parecía que todos programaban La BohèmeLa Traviata… Hoy puede ser Wagner y mañana otra cosa. A veces da la impresión de que una obra se repite de un teatro a otro. Hace unos años la ópera rusa sí tenía una presencia más fuerte. Es cuestión de tendencias.

Aparte de en tu país natal, Rusia, vives entre Estados Unidos y Austria. Otra cultura está muy presente en tu vida, la latinoamericana, por tu marido. Hace un año y medio Schrott publicó en el sello Sony Rojo Tango. ¿Crees que algún día cantarás en español?

Tengo la suerte de que a veces cantamos juntos, en óperas, conciertos o galas benéficas. Estamos buscando también fechas para hacerlo en Latinoamérica. Cabe la posibilidad de que sea el próximo año, pero aún no hay nada seguro. Quién sabe si algún día lo haga en español, nunca digo no a nada… al menos, al principio. Erwin me fascina como cantante, tiene un talento extraordinario.

Existe una construcción social de la figura de la diva. Los medios –sobre todo los no especializados– y una parte del público, así como por exigencias de las casas discográficas en busca de atraer la atención, buscan a quien colgarle la etiqueta. ¿Se sigue con esta idea romántica del siglo pasado?

El mundo ha dado muchas vueltas, la escena operística no es como la de hace cincuenta años. En nuestro caso, intentamos vivir la ópera como parte de una gran familia. Además, con las nuevas tecnologías puedo estar en contacto con mis seguidores, chatear con ellos. Nunca me he creído ese papel de diva. Soy como soy y, al final, lo que importa de verdad es la voz. Sin ella, estaría vendiendo humo. No nos engañemos, lo esencial de una soprano es su voz. El resto es accesorio.

Abajo podemos ver un video de Anna:

En los próximos años vas a interpretar personajes nuevos en los que habías mostrado interés, personajes más dramáticos, como Elsa o Leonora. ¿Qué le mueve a escoger uno u otro?

La mayoría de veces sigo mi intuición. Siempre se toman unos riesgos asumiendo este tipo de personajes, pero es lo que tienen los retos. Ya veremos dentro de unos años cuál será el veredicto del público. Es un proceso que requiere de mucho entrenamiento, estudio y saber avanzar pasito a pasito. Tengo muchas ganas de dejar atrás los papeles alegres e inocentes y penetrar en territorios más oscuros. Es también una consecuencia de los cambios naturales en mi voz, no tanto una cuestión de impulso personal. Mi personalidad nada tiene que ver con las mujeres que interpreto. Los escojo porque me gusta la partitura, la historia. Pero insisto, es por mi voz, que ha madurado con el tiempo. Para mí, ya no es un reto interpretar papeles de jóvenes.

El pasado julio actuó en una gala en el Marinskii, el teatro que la vio nacer como cantante solista.

Es una pena no poder hacerlo más a menudo, pero cada vez tengo menos fechas libres en el calendario para poder actuar en San Petersburgo. Ya no paso tanto tiempo allí, los contratos son los contratos. Pero siempre que puedo, entre compromiso y compromiso, me escapo.

La ópera es un género extremadamente exigente. ¿Alguna vez se ha sentido sobrepasada?

Por suerte, nunca he pasado por un periodo bajo. Sí que a veces he podido tener menos éxito, que las cosas no hayan salido del todo bien. Incluso con el mismo personaje cosechas un gran éxito en una producción y luego, en otra, pasas desapercibida. Pero no importa, incluso cuando tengo un día malo intento sacar fuerzas de donde sea.

Alguna vez ha contado cuando decidió que quería consagrarse a la ópera: al final de una función de Macbeth, en el Marinskii. Ha descrito el silencio que se produjo y la emoción, justo después del final. Qué le seduce más de ser soprano, ¿tener el control de los sentimientos del auditorio o vivir en la piel de otros personajes?

Sin duda escogí esta profesión para poder vivir otras ‘vidas’, pero siempre he tenido muy, muy claro lo que es verdad y fantasía.

¿Y cuál es su relación con el mundo de la publicidad?

Actualmente solo soy imagen de la firma Chopard. Los conozco desde hace tiempo. No me gusta atarme mucho. Con la ropa me pasa un poco lo mismo, me gusta variar de diseñadores. Últimamente visto a menudo prendas de Oscar de la Renta.

¿Y cómo lleva esta nueva posibilidad de ver en directo sus actuaciones en cines, donde se puede ver tan de cerca los gestos de los cantantes?

No tengo ningún miedo a las cámaras. Creo que es una iniciativa muy interesante. Si tuviera más tiempo no dudaría en ir al cine a ver ópera. No es lo mismo que en directo, pero no deja de ser atrayente y, por lo que sé, está teniendo una acogida bastante buena. Porque no se trata de una versión pensada para la pantalla sino una actuación en vivo. Así que el espectador encuentra en los intérpretes la misma energía que si estuviera en el teatro. Tenemos que cantar igual que ante un aforo de dos mil localidades.

Música clásica y humor suben juntos al escenario

Leí que Plácido Domingo decía que puede haber mucha gente que quiera ser famosa, pero sólo el público escoge a quién lo será. ¿Imagina por qué el público la ha escogido para ser una de las sopranos relevantes del siglo XXI?

Estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación. En mi caso, no lo sé, sinceramente. El público decide quién les gusta y quién no. Se busca el talento, que tengas una imagen adecuada y que escojas un repertorio apropiado. Tiene algo de lotería.

 

* Datos: Marta Rebón, Rusia Hoy, 27 Nov.2012


La belleza de lo pobre

diciembre 10, 2012

El Museo de Diseño de Moscú (MDM) abre sus puertas con una exposición sobre el diseño soviético de posguerra. Aspiradores, cámaras fotográficas, automóviles… En la exposición conviven productos que se fabricaban en serie con proyectos inacabados.

Muzey_ico

“Cuando decidíamos cuál sería la primera exposición del Museo de Diseño de Moscú (MDM), comprendimos enseguida que debía ser de diseño nuestro y no occidental”, dice la directora, Alexandra Sankova. 

“Empezamos a buscar objetos de exposición e hicimos una gran cantidad de descubrimientos. No sólo tomamos objetos de museos privados y estatales, de coleccionistas y herederos, sino que también los adquirimos en sitios web, los recogimos gracias a amigos y en dachas, e incluso un par de ellos los encontramos en el basurero. Estos objetos constituyen nuestra infancia, el periodo más feliz de la vida. Y además, conseguimos dar con la gente que los hacía. Fue un milagro”. 

La exposición nos invita a mirar aspiradores viejos, cámaras fotográficas y planchas no como un conjunto antojadizo, sino como fruto del trabajo innovador de artistas e ingenieros soviéticos cuyos nombres finalmente se han descubierto. 

El diseño soviético se desarrolló sin estímulos visuales: en el marco de la economía planificada y fuera de la competencia con Occidente. 

En las décadas de 1950 y 1960 los bienes de consumo se produjeron en base a las posibilidades de las fábricas y no de las exigencias de los consumidores. 

Pero, en 1962, se creó el Instituto Científico y de Investigación de Estética Técnica de toda la Unión (VNIITE), “a fin de mejorar la calidad de los productos de ingeniería y los artículos de uso cotidiano mediante la aplicación de métodos de creación artística”. 

Toda la historia del diseño soviético es contradictoria. En ella se da un dualismo: el fabril y el individual. 

789b5fde22ec626aa47a73e2cf3d5566

 

En la exposición, junto a objetos producidos en series de millones, hay modelos únicos. Por ejemplo, vestidos manufacturados con telas de la fábrica ‘Krásnaia Roza’ se exhiben al lado de un traje confeccionado por encargo. 

Por un lado, vemos reproductores de música encendidos con altavoces de ‘cartón’ y, por el otro, cadenas musicales con tecnologías espaciales y maquetas de tecnología de audio, procedentes de la colección de la familia del diseñador petersburgués Nikolái Slesarev, hechas con papel perfectamente encolado (y que no llegaron a materializarse). 

Es un signo de esos tiempos: lo realizado convivía con lo que se quedaba meramente en proyecto, y esto último era más cuantioso. 

Hay objetos insólitos, podían permitirse hacerlos, y algunos que no llegaron a materializarse se exponen en maquetas. 

Llama la atención el anonimato: a pesar de que los objetos se producían en series millonésimas, nadie sabía los nombres de sus diseñadores. En el mejor de los casos, se conocía el nombre del estudio de diseños y proyectos. 

El Museo del Diseño, tras un esfuerzo ingente, descubrió los nombres de esos diseñadores. 

Muchos de ellos han sido grabados en entrevistas de vídeo que se enseñan en la exposición. Entre ellas, por ejemplo, está la de Yuri Soloviev, uno de los pioneros del diseño industrial en la URSS: inmediatamente después de la guerra le encargaron el diseño de un vagón de pasajeros. 

Hay también una entrevista con Vladímir Runge, diseñador de la fábrica de mecánica óptica Krasnogorsk, que producía una cámara fotográfica tan competitiva como la Zenit. 

Otro héroe es Valeri Akopov, el diseñador gráfico que elaboró el sistema de pictogramas para las Olimpiadas de Moscú de 1980. Svetlana Mirzoyan en Riga participó en el diseño del microbús RAF (que en tiempos soviéticos se utilizó como ambulancia y para otros servicios) y también creó objetos cotidianos como aspiradores y candiles. 

La curadora de la exposición, Alena Sokolnikova, explica que “ahora los principios del diseño técnico están muy próximos al concepto occidental de diseño ecológico contemporáneo, que no sólo incluye una forma externa armónica sino la utilización de materiales naturales. 

Hay una reflexión de todas las etapas de la existencia del producto, desde el envoltorio hasta el reciclaje. Vemos aquí, por ejemplo, una botella soviética de kéfir. No llevaba etiqueta (sin costes de impresión, pegamento y su posterior procesamiento). Según el color de las tapas de aluminio, variaba el contenido: no sólo de kéfir, sino también de leche, de riázhenka (leche agriada al horno) y otros productos lácteos. Todos sus materiales, el vidrio y el metal, se podían reciclar. Y con todo, el aspecto de la botella es estético y armonioso”.

04_MDM

“Queremos mostrar que el diseño soviético no acaba con la vanguardia y el constructivismo», explica la directora del museo, Alexandra Sankova. 

Prometen que en un futuro desarrollarán cada una de las secciones de la exposición en muestras separadas: moda, diseño soviético para niños, ocio y hobby. 

Según Sankova, en el extranjero ya se han interesado por la exposición, a pesar de que el museo se acaba de inaugurar. Se sabe ya que, después de pasar por Moscú, la exposición se exhibirá en Eindhoven, en el marco del año dual Rusia-Holanda. 

 

* Artículo publicado originalmente en Kommersant.  9 de diciembre de 2012 ,(Tatiana Markina)


“El arte actual es decepcionante”

diciembre 10, 2012

Pintor dijo no estar interesado en el arte contemporáneo y dio como ejemplo las obras del célebre Andy Warhol, que según su percepción no son de valor

szyszlo

El artista plástico Fernando de Szyszlo calificó de “decepcionante” el arte actual. En entrevista con la Agencia Andina, el pintor, que viene presentando una muestra con obra inédita, dijo no estar interesado en el arte contemporáneo por poseer “conceptos que no tienen nada que ver con la pintura”.

Dio como ejemplo los cuadros de Andy Warhol, que alcanzan grandes cotizaciones pero que no son, en su opinión, valiosos.

“Cuando uno mira el arte fríamente, esos retratos de Marilyn Monroe o Mao Tse Tung de Andy Warhol no se explica cómo hay gente que puede pagar cuatro millones de dólares”, mencionó.

Fernando de Szyszlo

De acuerdo a su análisis, el público que compra este tipo de arte se siente entendido en la materia por adquirir piezas que sus amigos no comprenden y que les va a chocar.

“No hay que olvidarse que el urinario de Duchamp se expuso en 1917, hace casi cien años. Ahora ya a nadie le choca”, mencionó el artista.

El artista aseguró que cada vez hay más personas que se están dando cuenta de la pérdida de“profundidad y sentido, de significado” de las nuevas propuestas.

Indicó que autores como su amigo Mario Vargas Llosa en su libro La civilización del espectáculo o los textos del recientemente fallecido crítico de arte Robert Hughes comparten esta visión suya sobre el estado actual.

NADA TIENE PESO
Ante la pregunta de si el arte actual depende más del marketing que de otro aspecto, indicó que “es peor que eso”.

“El arte que se produce ahora, se ha perdido profundidad. Se ha vuelto todo light. La novela, la pintura. Nada tiene peso. Eso se ha extendido a la vida humana. El amor ni el sexo tiene peso. Ahora el sexo es una gimnasia”, precisó.

En opinión de Fernando de Szyszlo es una mala época para el arte y la civilización. Sin embargo, recuerda que periodos así ya se han vivido con anterioridad.

“El siglo XVIII es uno muy malo. Hay grandes pintores. Pero cuando uno ve a Boucher y a esos pintores de la corte de los Luises, son unos artistas insoportables. El único que ha sobrevivido es Antoine Watteau “, sentenció el artista.

* “El Comercio”, 9 Diciembre del 2012


Curiosidades teatrales 11

septiembre 22, 2012

Por varios anos sin interrupción se presento la obra teatral “Cats” de Andrew Lloyd Webbers in Broadway (New York), asimismo se ha presentado en otros países y grandes y famosos teatros.

Yo tuve la suerte de verlo hace unos anos, y doy Fe de que es espectacular. Recuerdo el inicio cuando empieza la música, similar al primer video de Youtube que comparto abajo. Luego se apagan las luces del teatro y empiezan a aparecer gatos humanos de entre las butacas de los espectadores. Ellos empiezan a actuar como si fueran gatos reales y poseen un maquillaje y trajes que los hacen lucir de una manera impresionante. La obra en general muestra la vida, sus conflictos y características personales de un grupo de gatos. Incluyendo la vejez y muerte de uno de ellos.

 


 

 

 Esta obra “Cats” se inicio en londres en 1982

 

En New York existen otro tipo de teatros menos famosos; pero también importantes como los hispanos, afroamericanos o de otras etnias. Abajo vemos un reportaje y escena de una actual obra teatral afroamericana.

 

Una de las cosas que hacen tan famosos al teatro de Broadway es los accesorios, trajes o escenarios que usan para realizar sus obras teatrales como en la siguiente foto se observa un ejemplo:

 

En las siguientes dos fotos se observa la obra teatral de nombre “As You like It.” (Como gustes), en la cual se celebraba los 50 anos de Shakespeare en el teatro del parque de la corte. Esta obra usa escenarios ambientados en el siglo XIX y es una comedia con baile incluido.

 

 

A continuación veamos una escena donde el barítono Nathan Gunn (primer plano en el centro), hace el rol de “Billy Budd”, en la opera metropolitana en New York…

 

Actualmente hay mezclas o cambios en las obras teatrales. Por eso algunos se preguntan cual es la diferencia precisa entre un musical o una opera como se aprecia en la siguiente foto que corresponde a la obra de nombre “Most Happy Fella.”

 

A continuación vemos una escena actual de la obra “Rusalka”, iniciada en Bruselas en el 2008. Actualmente en New York.

 

 Hablando de teatro hispano en New York, vemos una obra sobre Eva Peron (en una nueva versión), donde la protagoniza el popular cantante portorriqueno, Ricky Martin. Los precios de las entradas a esta obra varían de 75 a 150 dolares por persona.

 

 Abajo vemos una obra de teatro ruso “Three Sisters” (Las 3 hermanas) de la creación de Anton Chekhov, que se exhibe en New York.

 

También se muestran obras teatrales de otros países como irlanda, donde en la siguiente foto se aprecia una escena del actor Tom Murphy quien se presento en el festival del Lincoln Center.

 

Finalmente, el teatro es un contacto directo con los artistas y con nuestra imaginación o percepción de lo que observamos o escuchamos. Para eso ultimo el hacer diversos montajes teatrales ingeniosos, como los que muestro a continuación, no solo ayuda a nuestra imaginación, sino nos entretiene o culturiza positivamente.

 

 Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT) 


Palabra de niño

junio 24, 2012

Palabras inventadas, o conocidas; amadas, temidas, y hasta aclamadas tomaron de mil maneras la sede central del Instituto Cervantes en Madrid cuya celebración del ‘Día E’, la fiesta del español, se dedicó sobre todo a los niños y a sus familias.

El ‘Día E’, que llega este año a su cuarta edición con centenares de actos que se desarrollarán simultáneamente en todos los centros de la red, ubicados en 77 ciudades de 44 países, se celebró en Madrid “de una manera muy familiar, austera, como imponen los tiempos, pero muy divertida, pensando en que este día de fiesta esté muy vinculado a los juegos y a la lengua”.

La explicación es de la directora de Cultura del Instituto Cervantes, Montserrat Iglesias, anfitriona del “Día E”, en ausencia del director, Víctor García de la Concha.

Iglesias recibió a las puertas del antiguo Banco Español del Río de la Plata, o Edificio de Las Cariátides, a sus “exclusivos” visitantes, familias, en su mayoría, pero también turistas y curiosos, que contemplaban embelesados el interior del precioso palacio de la madrileña calle de Alcalá.

Este año no se ha votado una palabra favorita, como en otros anteriores, pero sí ha sido posible optar, en línea, por una serie de propuestas en vídeo realizadas por personalidades de la cultura y “padrinos” de la celebración, ha explicado.

Entre ellos, el propio director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, o el director del Teatro de la Zarzuela, Paolo Piamonti, además de escritores como Lorenzo Silva o Ana María Matute hispanistas como Ian Gibson y Carolyn Richmond, o músicos como Martirio, Ara Malikian o Luis Eduardo Aute.

La palabra más visitada ha sido la esperanzadora “ojalá”, propuesta por la artista plástica Eva Lootz, que ya supera las 5.000 reproducciones en http://www.youtube.com/user/cvccervantes, donde se dejaran colgados los vídeos para que se puedan seguir visitando.

En los vídeos, ha indicado la directora de Cultura del Cervantes, “a veces se impone la cuestión emocional o el sentido de la palabra y en otras ocasiones claramente la belleza o la sonoridad, porque hay palabras para todos los gustos. Uno seguro que puede pensar -ha apuntado Iglesias- que cada momento del día tendría una palabra distinta”.

El idioma goza de buena salud: lo hablan casi 500 millones de personas, ha recordado Iglesias, lo que le convierte en la segunda lengua del mundo y se prevé que sea el idioma del 7,5 % de la población mundial en 2030. Hoy lo estudian más de 18 millones de alumnos.

Y con esta filosofía comenzaron las actividades que animaban a los niños a crear sus propias palabras en talleres de papel y plastilina: “España”, “Corazón”, “La Roja”, o “Bugatti”, la marca favorita de coches de Lucas, de seis años, que acudió a la fiesta ataviado con la camiseta de la selección española de fútbol, que hoy se juega en Europa, ante Francia, el pase a semifinales.

Las escritoras Cristina Herreros, Luisa Borreguero, Norma Sturniolo y Margarita del Mazo arrastraron a los niños cual flautistas de Hammelin tras sus cuentos mientras el músico Nacho Mastretta, ganador por su álbum de fusión en los Premios de la Música ofrecía las canciones de su clarinete.

 

 

* ELMUNDO | Madrid/23/06/2012


“La literatura debe nacer de la vida”

noviembre 23, 2011

Peter Stamm es el segundo escritor suizo vivo más reconocido y traducido internacionalmente. El popular autor de lengua alemana presenta este jueves en Barcelona su último libro, ‘Siete Años’. Su nuevo trabajo traducido al español narra las andanzas de Alex y Sonia, una exitosa pareja de arquitectos en cuyas vidas irrumpe Ivona, una polaca inmigrante ilegal que cambiará sus vidas para siempre. Entrevista.

Este escritor, celebrado y traducido a más de 30 idiomas, recibió a swissinfo.ch en su casa de Winterthur para una extensa charla sobre su vida, Suiza, el oficio de escritor o los conflictos de pareja.

swissinfo.ch: Usted se formó como contable, pero tiene una amplia experiencia como periodista. ¿En qué sentido este oficio le ha influido en su forma de trabajar?
Peter Stamm: Llegué al periodismo de casualidad. Creo que fue una buena escuela, porque es muy importante tener la posibilidad de publicar tus textos y respetar plazos de entrega. Muchos aspirantes a novelistas trabajan en sus escritos durante años, lo que termina siendo una forma de diletantismo.

swissinfo.ch: ¿Qué tipo de periodismo practicaba?
P.S.: Comencé trabajando para una revista satírica en la que hacía de todo: desde crítica cinematográfica hasta textos de humor. Luego pude realizar grandes reportajes, de un tipo casi literario, para revistas y suplementos dominicales. Algunos de gran prestigio en Suiza, como el Neue Zürcher Zeitung (NZZ).

swissinfo.ch: ¿Por qué ‘Siete Años’ transcurre en Alemania y no en Suiza?
P.S.: Porque Múnich le sienta bien a esta pareja formada por Alex y Sonia. Es una ciudad de gente guapa y con éxito. No tiene nada que ver con Berlín. De hecho, se parece a Zúrich en el esnobismo de sus clases medias. Para ser realmente aceptado, tanto en Múnich como en Zúrich, hace falta disponer de una cartera bien llena.

swissinfo.ch: Hablando de Zúrich, usted se alejó del ‘NZZ’ dada su línea editorial. De hecho, Suiza es un país conocido en Europa por el peso de la derecha conservadora y nacionalista.
P.S.: Lo que más se conoce de nuestro país es el partido UDC (Unión Democrática del Centro) y sus iniciativas contra los minaretes o la inmigración extracomunitaria. Son realidades que me desagradan. Es difícil creer que el 30% de los suizos esté de acuerdo con su visión del mundo y vote por ellos.

Portada de ‘Siete Años’, ediciones Acantilado. (acantilado.es)
swissinfo.ch: Pero la prohibición de edificar minaretes fue aprobada por el 58% de votantes.
P.S.: Cierto, pero en el fondo Suiza no es tan diferente del resto de Europa. Lo que cambia aquí es la forma en la que el pueblo expresa su voluntad en forma de referendos y por voto directo. Creo que casi todos los países de Europa hubieran votado lo mismo, si hubieran podido. Yo pienso que los suizos no somos xenófobos. Sino ¿como se explica usted la ausencia de conflicto social con más de un 20% de extranjeros residentes en Suiza?

swissinfo.ch: Ivona, la protagonista de su novela, es una inmigrante que no gustaría a la UDC.
P.S.: No. Y un tema que me interesa contar en Siete Años es esa realidad de docenas de miles de inmigrantes que viven entre nosotros, pero a los que no vemos. Sabemos que limpian nuestras casas y son cajeras de nuestros supermercados, pero ignoramos todo sobre ellos.

swissinfo.ch: El contraste entre sus dos protagonistas femeninas es total. Sonia representa el éxito y todo aquello a lo que la gente suele aspirar, mientras que Ivona es uno de los personajes menos atractivos de la literatura actual.
P.S.: El personaje de Ivona está inspirado en un texto de Witold Gombrowicz (escritor polaco) llamado Ivonne, la princesa de Burgundia. La idea de un personaje femenino carente de atractivo me fascinaba. Y luego está Sonia, la arquitecta bella, elegante y sofisticada, a la que podemos considerar como un arquetipo. Pero mujeres como Sonia existen en la vida real. Tras la publicación de Siete Años, varios conocidos me dijeron que estaban casados con Sonia. ¡Y no estaban muy felices con este hecho! (risas)

swissinfo.ch: ¿Su trabajo refleja una visión oscura de la condición humana?
P.S.: No. Yo creo que mis libros siempre dejan lugar a la esperanza, pues mis personajes terminan mejor de lo que empiezan. Y esto a pesar de que a menudo los protagonistas se dan cuenta de que viven en matrimonios equivocados, que no funcionan. Pero eso puede ser otra forma de final feliz: darse cuenta de que has vivido en un error, y poder aún cambiar.

swissinfo.ch: Otro elemento central es la infidelidad y la insatisfacción en la pareja.
P.S.: Es evidente que un matrimonio feliz no es muy interesante a nivel literario. Creo que Flaubert afirmaba que “la felicidad se cuenta mal”. Mientras que la infidelidad es un tema eterno en la literatura, y no solo en la actual. Cuando tiene usted dos elementos e incorpora un tercero crea conflicto dramático. Las relaciones humanas son complejas, con una geometría particular. Dado que la religión ya casi no tiene ningún papel en nuestras vidas todo es posible, y eso es lo que hace las relaciones interesantes. De hecho, la ciencia nos enseña hoy que la infidelidad es, casi, el estado natural del ser humano.

swissinfo.ch: ¿Cómo escribe usted? ¿Tiene alguna técnica en particular?
P.S.: No he estudiado escritura. Mi única escuela fue leer mucho y, sobre todo, leer acerca del proceso mismo de la escritura. En inglés hay excelentes textos de escritores que analizan el proceso creativo y la escritura de ficción.

swissinfo.ch: ¿Y qué ha aprendido de ellos?
P.S.: Por ejemplo, de Hemingway he aprendido que no se deben escribir más de 600 palabras al día, porque a partir de esa cantidad la calidad del texto se resiente. Nadie puede mantener la concentración durante ocho horas. Sigo esta regla, y me funciona bastante bien.

swissinfo.ch: ¿Qué autores le han marcado?
P.S.: Los verdaderos maestros son los escritores que leemos a los 20 años. Aunque mis favoritos son Don Delillo, entre los contemporáneos, y Stendhal entre los clásicos. Pero la verdad es que no soy una rata de biblioteca que pasa la vida entre autores raros y releyendo textos clásicos. Yo creo que la literatura debe nacer de la vida, y no de los libros. La realidad me fascina mucho más que lo que puedo encontrar en los libros; aunque me encanta leer.

swissinfo.ch: ¿Y dónde busca usted ideas, temas e inspiración?
P.S.: En diarios, en historias que me cuentan o cosas que me ocurren. Las historias vienen de todas partes. Lo cierto es que no necesito mucho para empezar un texto.

swissinfo.ch: Parece que escribir le resulta ‘fácil’. No como otros escritores que pasan la mayor parte del tiempo buscando la expresión más compleja posible para decir algo.
P.S.: Cierto. Hay escritores que vienen de la lengua, y escritores que vienen del mundo real. Yo pertenezco al segundo grupo. La literatura es para mí un medio de recrear la realidad, y es por eso que no me interesa hacer gala de mis proezas técnicas. Mi ideal es conseguir que los lectores olviden que están leyendo un libro, y eso solo se logra usando un lenguaje en apariencia simple.

 

* Autor:Rodrigo Carrizo Couto, swissinfo.ch (2 Nov. 2011)


Castellano ocupa cuarto lugar en premios nobel de Literatura

noviembre 24, 2010

Revisando la historia de los ganadores ,hispanos o latinoamericanos, del Premio Nobel de Literatura observo que nuestro idioma castellano ocupa el cuarto lugar en el listado total de ganadores en toda la existencia del premio nobel de Literatura a nivel mundial.

 

Viendo un poco de mayor detalle [pais-nombre-año] podemos agruparlo asi, del primero al mas reciente, nuestro querido y reconocido: Mario Vargas Llosa:
1) España: José Echegaray (1904),
2) España: Jacinto Benavente (1922),
3) Chile: Gabriela Mistral (1945),
4) España: Juan Ramón Jiménez (1956),
5) Guatemala: Miguel Ángel Asturias (1967),
6) Chile: Pablo Neruda (1971),
7) España: Vicente Aleixandre (1977),
8) Colombia: Gabriel García Márquez (1982),
9) España: Camilo José Cela (1989),
10) Mexico: Octavio Paz (1990) y
11) Peru: Mario Vargas Llosa (2010).

En el siguiente enlace podemos ver la extensa y exitosa trayectoria literario de Mario Vargas llosa:

http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Premios_y_distinciones_recibidos_por_Mario_Vargas_Llosa

Viendo los Premios por idiomas a nivel mundial la tabla de posiciones queda asi:[idioma-No ganadores-%]

1) Inglés 27 25,23%
2) Francés 14 13,21%
3) Alemán 12 11,21%
4) Castellano 11 9,34%
5) Italiano 6 5,6%
6) Sueco 6 5,6%
7) Ruso 5 4,67%
8) Polaco 4 3,73%
9) Danés 3 2,8%
10) Noruego 3 2,8%
Etc.

Para mayor detalle puedes consultar esta direccion:

http://es.wikipedia.org/wiki/Premio_Nobel_de_Literatura

Hasta siempre.

CTsT.


Las mil manos del Bodhisattva en Taipei

marzo 27, 2010

Los danzantes chinos del espectaculo denominado Las mil manos del Bodhisattva (The thousand-hand Bodhisattva) se presentaron en el show del Sun Yat-sen Memorial hall en China Taipei, el 13 de Diciembre del 2009.
A continuacion algunas fotos y videos sobre este singular evento:

La palabra “bodhisattva” tiene 2 significados basicos:

1. En el Budismo antiguo, bodhisattva significa “las vidas previas de un Buda.”

2. En budismo Mahayana, bodhisattva se refiere a los seres humanos que logran la iluminacion por el amor a otros humanos. Convertirse en un bodhisattva es la meta del budismo Mahayana.

Hasta siempre.
CTsT


Danzas clásicas o actuales 2 (Afroamericanos)

enero 28, 2010

A continuación veamos una sesión de nuevas fotos y videos de Danzas clasicas o actuales, donde, en esta oportunidad, se destaca las danzas Afroamericanas, presentadas recientemente en USA.

Veamos un video sobre el “American Dance Theater” , donde destaca su bailarin estrella Alvin Ailey, quien aparece en varias fotos y videos de este Blog:


 


Veamos otro video musical sobre el mismo:

En la siguiente foto se aprecia a una danzante del “Alvin Ailey American Dance Theater” en la obra “Divining de Judith Jamison.

A continuación veamos un video sobre ellos:

Abajo veamos algunas fotos de los miembros afroamericanos de este destacado grupo de danzantes


Abajo veamos al grupo de danza de “Garth Fagan”, en video y foto:


Finalmente apreciamos (abajo) a Abdur-Rahim Jackson (a la izquierda) y a Antonio Douthit haciendo una escena de “Uptown”.

Finalmente veamos un par de breves, actuales y bellos videos:

Hasta Siempre
CTsT


Danzas clásicas o actuales 1 (Ballet-Rock)

enero 25, 2010

A continuación quiero iniciar una nueva sección en este blog donde en muchas fotos y pocas palabras se destaquen la belleza de los protagonistas de estos hermosos bailes, lleno de tanto significado cultural. Así como el desarrollo de bellas coreografías, dentro de complejos movimientos físicos-incluida sus expresiones faciales o mímicas, los cuales les exigen un gran esfuerzo físico y concentración en su desarrollo. Todo lo anterior se realiza con un simultáneo acompañamiento musical.

Abajo vemos una coreografía del clásico de los cascanueces

Veamos un video musical sobre el mismo:

A continuación vemos una escena de los “Bad Boy” (Chicos malos), el 11 diciembre del 2009, en New York. Lo que ellos están haciendo, según dicen, es una fusión entre el Ballet y el rock lo cual le llaman “Rock the Ballet”

En la siguiente foto se aprecia a un danzante haciendo una complexión típica del ballet contemporáneo.

A continuación veamos algunas fotos de danzantes clásicos o de Ballet.



 

A continuación vemos a Tamara Rojo del Ballet Royal, haciendo una escena de “The sleeping beauty” (La bella durmiente). Ella hace de la princesa aurora.


Finalmente podemos ver una foto de 3 bailarinas de Ballet o danza clásica del ano 1908 (hace 102 años)

Hasta Siempre
CTsT

Nota: Para mayor información teorica, revisa este enlace:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ballet


Coreografa alemana que reformo la danza (fotos)

julio 14, 2009

Pina Bausch fue una destacada coreógrafa alemana, quien reforma la danza, mediante una combinación de un potente drama y movimientos de sueño. Pina murió el ultimo 30 de junio, a los 68 anos en Wuppertal, Alemania.

Abajo vemos una coreografía de Pina Bausc, en 1995, de la pieza “Café Müller” presentada en el Festival Avignon en Francia.

muelleradd

Abajo vemos a danzantes en la produccion de  Gluck’s “Iphigenie auf Tauris”  en el festival internacional de Edinburgh en 1996

replace

Pina  Bausch nacio el 27 de julio de 1940, in Solingen, cerca de Düsseldorf-Alemania. Ella empezo a estudiar danza a los 14 en la escuela de  Folkwang  en Essen, la cual era dirijida por Kurt Jooss, la mas grande figura alemana de la danza antes de la segunda guerra mundial

Despues de graduarse en 1958 ella continuo sus estudios en USA. Abajo vemos a Ms. Bausch actuando en “Danzon” en Wuppertal en 2007. (Foto: Uwe Schinkel)

pinaslide13

Ruth Amarante y Jorge Puerta Armenta, abajo en Ms. Bausch’s “Nefés,” una exploracion de Estambul-Turquia, parte del festival de musica de la academia de Brooklyn en 2006.

(Foto: Stephanie Berger for The New York Times

pinaslide2

Miembros del “Tanztheater Wuppertal” actuando en “Nelken” (“Carnations”) in Wuppertal, Alemania en 2008.
(Foto: Uwe Schinkel)

pinaslide14

Bailarinas ensayando “The Rite of Spring” en Julio 2007 en el festival frances de Avignon.
(Foto: Anne Christine Poujoulat/Agence France-Presse)

pinaslide16

Clémentine Deluy en “Bamboo Blues” en 2008. Esta es una secuencia de la poderosa danza inspirada por la cultura india. Incluye proyeccion de videos y musica de los indios contemporaneos. (Foto: Angelos Giotopoulos)

pinaslide4

Otra escena de “Orfeo and Euridice” en el amtiguo teatro Epidaurus en Grecia en Julio 2008.
(Foto: Evie Fylaktou/European Pressphoto Agency)

pinaslide10

Danzantes realizando la pieza “Wiesenland” en el teatro de la Ville en Paris en enero 2009.
(Foto: Franck Fife/Agence France-Presse — Getty Images)

pinaslide7


Abajo vemos una escena de “Tanzabend” en Wuppertal-Alemania- en Junio 2009.
(Foto: Rolf Vennenbernd/European Pressphoto Agency)

pinaslide8

Danzantes ensayando la obra “Tanzabend” en la casa de  Opera en Wuppertal, Alemania, en Junio 2009.
(Foto: Rolf Vennenbernd/European Pressphoto Agency)

pinaslide9

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)


El Arte en los momentos finales de la vida y MARIA DOLORES

junio 23, 2009

En todas partes del mundo las personas tienen o tendremos que pasar por momentos finales en nuestras vida, como sentir la cercanía de la muerte y decidir que hacer en los últimos momentos de nuestras vidas.

Jun17#04

Hay muchas formas de afrontar dichos momentos, y, uno de ellos es dedicarse ,con sus últimas energías, al arte de la pintura unos, y al arte de la música otros.

45304730

A continuación vemos el caso de Mark Kuhn, un pintor y escultor quien amó el jazz y tenía 57 años cuando murió (relativamente joven y conozco el caso por los medios de comunicación).

4530477345304718

Él decidió morir pintando, ocurrido el primer trimestre de este año, y así lo hizo hasta los últimos momentos que pudo mantenerse en pie…

45304720

Kuhn no pudo vencer a su enfermedad que en inglés se llama: “Lou Gehrig”s disease o amyotrophic lateral sclerosis”

45304689

El otro caso curioso, que conozco personalmente, es de un anciano de 87 años, el cual todavía esta vivo, por eso mantengo en reserva su nombre; sin embargo puedo decir que este señor norteamericano fue músico y cantante en centros nocturnos en USA. Incluso, llegó a abrir conciertos donde actuaba el legendario Frank Sinatra.

1196183362php0IgNTk

Este señor esta cerca de morir; aunque totalmente lucido. Pero, su respiración es dificultosa y tiene un permanente dolor en sus extremidades que le impiden dormir. Las pastillas que le dan ya no hacen el efecto esperado en su cuerpo….

A pesar de este panorama triste y definitivo en su vida; pues los médicos ya no pueden hacer más…el me dijo hace un mes, en buen español o castellano, que si Yo conocía a Maria Dolores.

Inicialmente Yo pensé que sería una cantante española de su tiempo. Así que le dije que no la conocía. Él insistió y se puso a cantar, en buen español, la primera estrofa de la canción. Luego me pidió si yo le podía conseguir ese disco.

Luego de aclarle que no soy español, sino peruano. Le dije que buscaría por Internet y le daría la información. Asimismo le dije que buscaría en algunas tiendas que venden discos o CD de música española antigua en New York.

La verdad que en un puñado de tiendas que visité no encontré nada de música de España, salvo un CD de Alejandro Sanz. Entonces fui a buscar por Internet y allí si encontré lo que a continuación presento, incluyo el texto completo de la letra -que me parece muy romantico-, y escojí a una buena interprete española, Corita en Youtube, quien  le dio unos momentos  de alegría y paz a este señor:

MARIA DOLORES (CANCION DE ESPAÑA)

Dios te ha dado la gracia del cielo,
María Dolores
Y en tus ojos, en vez de miradas,
hay rayos de sol

Déjame que te cante,
morena de mis amores
Un bolero que ensalce tu garbo
Que es tan español.

Olé, olé
Te mueves mejor que las olas
Y llevas la gracia del cielo
La noche en tu pelo
Mujer española.

Olé, olé
Tus ojos son tan pintureros
Que cuando los miro de cerca
Prendido en su embrujo
Soy tu prisionero.

Olé, olé
Envidia te tienen las flores
Pues llevas esencia en tu entraña
Del aire de España, María Dolores

Olé, olé y olé
Por linda y graciosa te quiero
Y en vez de decirte un piropo,
María Dolores,
Te canto un bolero

******************************************************************

Hasta siempre.

CTsT.


Mario Benedetti murió y dejo gran obra literaria

mayo 18, 2009

El destacado escritor uruguayo, Mario Benedetti, acaba de fallecer recientemente y ha dejado su obra para que permanezca eternamente en la historia y la cultura literaria del mundo. Al igual que otros escritores celebres que tenemos en la historia literaria del mundo.

Mario Benedetti

De manera personal quiero hacer un breve y sencillo homenaje de mi parte citando la noticia de EFE, una entrevista en el 2006 del Clarin y los videos de algunos de sus poemas en Youtube.

Los uruguayos rinden desde hoy su último homenaje a Mario Benedetti, uno de los escritores más prolífico y versátil de Latinoamérica, fallecido el domingo a los 88 años y aún en activo.

Los restos de Benedetti son velados desde hoy en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo (Parlamento) por donde se espera que pasen miles de uruguayos y de personalidades llegadas desde el exterior, para despedirle.
“Si Mario no dejó instrucciones en contrario, el martes 19, sus

 serán depositados en el Panteón Nacional”, dijo el director de Cultura de la Intendencia de Montevideo y amigo personal de Benedetti, el también escritor Mauricio Rosencof.
El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, asistirá al velatorio en la mañana del lunes, al igual que el vicepresidente de la República, y presidente del Parlamento, Rodolfo Nin Novoa.
“Sin duda hoy es un día muy triste para los uruguayos, pero tenemos que destacar la intensidad con que vivió Mario y la obra que nos deja”, señaló la ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Simón.
“Fue sin duda un icono de la cultura uruguaya, muy nuestro, pero también muy internacional, con libros traducidos en muchos idiomas y leído en decenas de países”, agregó.


Benedetti, autor de más de ochenta libros de poesía, novelas, cuentos, ensayos, así como guiones de cine, fue galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), el Premio Iberoamericano José Martí (2001) y el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005), entre otros.
Además, cantantes como Joan Manuel Serrat, Daniel Viglietti, Rosa León, Pedro Guerra y Nacha Guevara, entre otros, pusieron música a sus versos.
Benedetti estaba trabajando en un nuevo libro de poesía cuyo título provisional es “Biografía para encontrarme”.
“La literatura, ya no la uruguaya, sino la de habla hispana y la de todo el mundo pierde a una figura de primer nivel, y yo pierdo a mi hermano”, agregó Rosencof
Su última obra publicada, el poemario “Testigo de uno mismo”, fue presentada en agosto del año pasado y casi como un legado final escribió:
“Acontece la noche y estoy solo/ cargo conmigo mismo a duras penas/ al buen amor (el de su esposa) se lo llevó la muerte/ y no sé para quien seguir viviendo”.

En el último año la salud del escritor se había deteriorado considerablemente y durante ese período estuvo ingresado en cuatro ocasiones en un sanatorio de Montevideo.

 

* EFE , 18 de Mayo del 2009

 

 

Benedetti el escribidor 

Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti nació un 14 de setiembre de hace 80 años. Una vez le escribió un poema al hijo que nunca tuvo en el que prometía colgarle un único, solitario nombre; en lo posible, un monosílabo, “de manera que uno pudiera convocarlo con sólo respirar”. Con una lógica que nadie discute y después de un par de batallas contra la burocracia, Mario etcétera Benedetti logró aferrarse a los extremos de su nombre oficial y suprimir todo el resto en documentos y afines. “Eran esas costumbres italianas de meter muchísimos nombres –justifica el escritor uruguayo nacido en Paso de los Toros, departamento de Tacuarembó, uno de los tantos puntos de la geografía que se disputa la cuna de Carlos Gardel–. Yo tenía un tío que tenía los nombres de todos los reyes que reinaban el día que nació. Un disparate.”

Las décadas fueron regando otros azares sobre Benedetti. Hoy su rostro luce arrugas de poesía y a veces su mirada dice más que mil historias, aunque él las haya escrito casi a todas: su alma hecha palabra recorre los versos de Inventario y Viento del exilio, acompaña los acordes cotidianos de canciones como Por qué cantamos y El sur también existe; es el novelista de La tregua y La borra del café, el cuentista de Montevideanos y La muerte y otras sorpresas, el dramaturgo de Pedro y el Capitán, el ensayista de Perplejidades de fin de siglo, el intelectual comprometido con causas que la razón no desconoce.

Este Benedetti, que transitó todos los géneros posibles, supo anclar sus textos en la mayoría de los puertos que inquietan a la condición humana: el amor, la muerte, el tiempo, la miseria, la injusticia, la soledad, la esperanza. Y lo hizo de una manera tan simple y directa que miles de lectores lo convirtieron en su cómplice y todo.

Ha publicado tantos títulos como años acarrea sobre su módica estatura, y en medio de esa vastedad de prosa y verso su piel fue acumulando éxitos y afectos, miserias y exilios, errores y utopías. Lo que sigue es apenas una porción de su abultada historia.

Durante su adolescencia, cuando decidió que iba a ser escritor, ¿imaginaba este presente?
No, lo que pasa es que yo vengo de una familia con muchos problemas económicos. Mi padre era químico farmacéutico, pero tuvo muchos contratiempos con la quiebra de una farmacia en la que lo estafaron. Yo tenía cuatro años. Tuvimos que mudarnos de Tacuarembó a Montevideo, y a partir de ahí mi infancia e incluso parte de mi adolescencia fueron muy duras, con muchas privaciones. Vivíamos en un ranchito con techo de chapas de zinc; mi madre tuvo que vender la vajilla, los cubiertos y todas esas cosas que le regalaron para el casamiento. Finalmente mi padre consiguió un empleo público y ahí las cosas empezaron a andar mejor. Yo ya había tenido que dejar el colegio secundario para empezar a trabajar vendiendo repuestos para automóviles. Entonces, con esos problemas económicos que hubo en mi familia, ¿qué me iba a imaginar que iba a ser un autor de éxito y que iba a poder vivir de la literatura? Además, primero me gané la vida de muy distintas formas.

¿Pensaba que iba a ser toda la vida un oficinista?
Tenía la esperanza de un destino que tuviera que ver más con la escritura. Lo que pasa es que en Uruguay era muy difícil que alguien viviera de lo que escribía; ni siquiera Juan Carlos Onetti, que era el mejor, el que estaba en la cumbre, vivía de lo que escribía. Se podía vivir del periodismo, como hice yo, pero eso es otra cosa, no literatura. Recuerdo que de mis dos primeros libros no vendí ni un ejemplar, nada, y las ediciones me las había pagado yo. Mi primer libro de éxito –un éxito relativo, en realidad, porque la edición era muy limitada– fue Poemas de oficina. Ese fue el primer título mío que se vendió más o menos bien.

 

Acaba de cumplir 80 años. ¿Qué cosas ganó con la edad?
Paciencia, tal vez más serenidad, y madurez por supuesto. Puede ser también que los años le regalen a uno más lucidez, porque las cosas empiezan a verse no sólo con los ojos del presente sino también con los del pasado, y entonces uno puede tener una visión más aproximada del futuro. Pero también, cuando uno se hace más viejo, el cuerpo se va deteriorando y la energía cambia, aunque el cuerpo es la meseta donde se apoyan las cosas del espíritu, ¿no?

El espejo no miente –continúa–; ahí uno va viendo las nuevas arrugas, las bolsas de los ojos… y sin embargo, a veces, a pesar de los años que se tengan, el espíritu de un cuento o de un poema puede seguir siendo joven. Un poema que tiene alegría, que tiene una cosa vital, lo rejuvenece a uno. Lo mismo sucede muchas veces al escribir una historia de amor, aunque sea inventada: uno vuelve a sentir otra vez una cantidad de sentimientos que creía olvidados

Es una forma de mantenerse joven.
Claro, y ésa no es una búsqueda deliberada, es algo que viene solo. Los poemas son casi sanitarios en ese sentido.

Hay un libro suyo que lleva por título La vida ese paréntesis…
Porque creo que la vida es un paréntesis entre dos nadas. Yo soy ateo, no creo en Dios ni nada por el estilo. Hay gente que tiene sus creencias religiosas y tiende a sentir que después de la muerte está el Paraíso, o el Infierno, porque muchos han hecho mérito para ir al Infierno. Yo creo en un dios personal, que es la conciencia: a ella es a la que le debemos rendir cuentas cada día.

Y dentro de su paréntesis personal, ¿hay cosas de las que se arrepienta, algo que hubiera querido hacer de manera diferente?
Y sí, claro que sí, me he equivocado en muchas cosas. A veces me arrepiento de haber publicado un poema, no por cuestiones políticas, sino porque hoy lo veo y no creo que esté bien. Me he equivocado en haber publicado libros que todavía no estaban suficientemente maduros. Y en la vida misma también hay arrepentimientos. Hubiera deseado ser un joven más feliz, menos prejuicioso, menos ensimismado… También me arrepiento bastante de lo que fue mi actividad política, que en un momento fue muy intensa. Yo fui dirigente del Frente Amplio, pero a medida que iba pasando el tiempo advertí que no tenía la menor vocación para dirigente político, sí para militancia independiente, fuera del aparato partidario Finalmente llegué a la conclusión de que podía tener una incidencia política mucho mayor a través de la literatura. Puede ser que me haya equivocado en muchas cosas, pero en lo que no me he equivocado es en mantener cierta coherencia política. A pesar de algunos errores circunstanciales, creo que volvería por el mismo camino aunque tal vez no con los mismos pasos, para no meter la pata.

En Rincón de haikus, un libro de poemas que publicó el año pasado con 224 textos envasados en una rígida métrica japonesa, este uruguayo universal escribió: “Cuando me entierren / por favor no se olviden / de mi bolígrafo”. Hasta ese punto llega su afán reproductivo. Además de este volumen, en 1999 terminó otro libro de poemas, Buzón de tiempo, después de haber parido unos meses antes las 272 páginas –en la edición más modesta– de su novela Andamios. No puede decirse que no hay lector que aguante, porque el hombre vende, y sobre todo, se lee, que no siempre son sinónimos. Sin ambición de avergonzar a quienes sufren el síndrome de la página en blanco, Benedetti confiesa que para no indigestar a la gente guarda en un cajón los cien poemas de su próximo libro, El mundo que respiro –dos de ellos se anticipan en exclusiva en esta edición de VIVA–, que amanecerán con el próximo verano.

 Como los poemas lo agarran desprevenido y sin que los convoque, siempre tiene a tiro una libreta para que su mano dibuje el esqueleto de sus versos, hasta que los borradores no aguantan el peso de tantas tachaduras y remiendos y entonces sí vuelca esa primera versión a la computadora. Allí van a parar, sin escalas de papel, sus cuentos y novelas. Justamente, si no fuera por un percance informático que lo tiene a mal traer, el escribidor infatigable ya estaría a mitad de camino con un nuevo volumen de cuentos.

La verdad es que lleva un ritmo envidiable.
Y mientras pueda y tenga temas… Ahora, con lo que me cuestan los cuentos, justo me acaba de pasar una cosa terrible. Desde hace quince años más o menos, para poder escribir tranquilo, me refugio en un hotelito de Puerto Pollenza, en Mallorca. Ahí la habitación tiene una terraza muy linda, con vista al mar, donde me siento con la computadora; la cuestión es que estaba ahí, trabajando en unos cuentos cortos cuando de repente se me borró todo. ¡Todo! Los siete cuentos que ya tenía terminados, trabajados, corregidos… ¡La bronca que me agarró! De pura suerte tengo en un cuaderno apuntes con la base de cada uno, una versión cruda, porque la prosa siempre la escribo directamente en la computadora. Así que espero volver a construirlos. ¡Qué se le va a hacer!

¿Y no los tenía impresos?
No, porque no había llevado la impresora –aunque es una chiquita– para tener un peso menos en la valija. ¿Se da cuenta qué mala suerte?

¿Sabe que reconstruir la lista de todos los libros que tiene publicados es una empresa bastante compleja? ¿Usted lleva una contabilidad más o menos exacta?
Ochenta, si se tienen en cuenta las antologías. Tengo tantos libros como años. Al que le ha ido mejor es a La tregua, de lejos, que ya tiene 148 ediciones. Después vienen Inventario Uno, Gracias por el fuego y La borra del café, que es el último libro mío que ha caído muy bien, ya debe andar por las cuarenta ediciones en los distintos idiomas y países. Pero no me puedo quejar: en España, Rincón de haikus está desde hace varios meses en la lista de best-sellers.

Hay un dato llamativo en ese ranking. Con el éxito que tienen sus poemas, tres de los cuatro títulos que acaba de mencionar son novelas.
Es que La tregua fue llevada al cine, fue finalista para un Oscar, se hicieron adaptaciones para la televisión, el teatro, la radio… Hubo mucha cosa que ayudó, lo que de todos modos es un misterio para mí, porque tampoco creo que sea mi mejor novela. Para mí La borra del café es mucho mejor, pero ahí entran otros factores: la gente la tomó como una novela de amor, y aunque es también una novela de amor, no es lo principal. En cuanto a Gracias por el fuego, también fue llevada al cine y fue finalista del premio Seix Barral. Pienso que eso le dio un empujoncito extra.

Sin embargo usted siempre se ha sentido más cómodo con la poesía, ¿no?
Siempre digo que soy un poeta que además escribe cuentos y novelas. También me siento cómodo con el cuento, aunque me da mucho más trabajo. Un poema lo puedo escribir en un avión, durante un fin de semana o mientras espero al destino, en cambio un cuento me puede llevar años. El volumen de Montevideanos, por ejemplo, demoré dieciocho años en terminarlo, y sin embargo es un género que me gusta mucho.

El cuento no admite fallas, se construye palabra por palabra, cada una tiene que tener su rol, y los finales son muy importantes. Pero a mí las ideas y los temas ya me vienen con la etiqueta del género, aunque a veces me equivoco. Me pasó con El cumpleaños de Juan Angel: empecé a escribirlo en prosa, como todo novelista que se precie, pero a las 50 páginas no podía avanzar más, estaba estancado, cosa que generalmente no me ocurre. Hasta que me di cuenta de que el tema tenía una carga poética muy fuerte y lo retomé como una novela en verso.

Ahí cambió todo y la terminé rápidamente. Algo parecido me pasó con Pedro y el Capitán: creí que era una novela y terminó como una obra de teatro que marchó muy bien, se representó en no sé cuántos países. Creo que funcionó porque tiene nada más que dos personajes; yo con tres personajes en teatro no doy.. Es un género muy difícil.

¿Y las novelas?
Me cuestan menos que los cuentos, aunque para escribir una novela se necesita un tiempo libre, porque no se pueden escribir diez páginas hoy y veinte a los dos años. La novela es un mundo que uno inventa y hay que sumergirse en ese mundo, en sus personajes… Si a mí me dejaran tranquilo podría escribir más novelas.

¿Cómo es eso?
Mire, Andamios, que es la última novela que publiqué el año pasado, demoré tanto en terminarla porque he tenido que hacer tantos viajes, cumplir con tantos compromisos y obligaciones, que me costó mucho mantener el ritmo. Hace como cuatro años que quiero tomarme un año sabático y no puedo No me dejan.

Debe haber pocos hispanoamericanos que no sepan de memoria alguna estrofa de Te quiero, Por qué cantamos, Una mujer desnuda y en lo oscuro y tantos otros temas de Benedetti que popularizaron más de cuarenta intérpretes. La poesía hecha canción apuntaló su fama y muchos de estos poemas dispararon sus flechas hacia varios corazones, dejando a su responsable como un Cupido involuntario que no merece quedar libre de culpa y cargo.

¿Usted es consciente de que algunos de sus poemas fueron el puntapié para más de un romance?
Bueno, si sirven para el amor me parece una buena empresa. A veces me cuentan que los muchachos copian poemas míos y se los mandan a las novias como si fueran de ellos, y después cuando se casan les cuentan la verdad. Puede que suene cursi, no sé, alguna gente dirá… Pero a mí no me molesta, al contrario. El amor me parece lo mejor de las relaciones humanas.

En otras palabras: usted puede ser el responsable de unas cuantas bodas.
¿Y por qué no?
Mire, una de las cosas más lindas que me han pasado en la vida con relación a mi obra me ocurrió en México. Una vez en Guadalajara, donde habíamos dado un recital con Daniel Viglietti, se me acercó una pareja de unos 30 años y el muchacho me dijo: “Mire, nosotros fuimos pareja pero después nos divorciamos. De todas formas queríamos contarle que nos conocimos por Inventario y queremos que nos firme el libro”. Al tercer recital se aparecieron otra vez los dos para ponerme al corriente de la relación: “Mire, como el otro día estuvimos con usted y le contamos que nos conocimos con Inventario, queríamos decirle que por Inventario decidimos volvernos a casar”. Así son las cosas..

La poesía, por lo general, no tiene tantos lectores como la novela o el cuento, y sin embargo la suya tiene muchos seguidores. ¿Alguna vez se preguntó por qué?
Sí, y para mí es un misterio. Pienso que por un lado puede ser porque mis poemas son bastante sencillos, bastante claros, y eso es algo que se convirtió en una obsesión para mí: la sencillez. Hacia el fin de mi adolescencia, cuando yo sabía que iba a ser poeta, leía a los de más prestigio, y aunque los entendía y los disfrutaba, me parecían muy enigmáticos, con toda una retórica que me parece espantaba a los lectores. Me gustaban, pero me dije que yo así no iba a escribir nunca. Otra de las razones por las que creo que a la gente le gustan mis poemas es porque he escrito mucho sobre el amor. Pero así y todo, no me explico demasiado el éxito que han tenido.

La mayoría de sus obras tiene como protagonista al montevideano de clase media. Usted siempre dijo que no podría escribir sobre otro tipo de personajes.
Es que ésa es mi limitación. Me siento muy inseguro si me salgo del montevideano de clase media. Ese es el territorio que yo conozco. Alguna vez dije, medio en broma medio en serio, que el Uruguay es la única oficina en el mundo que ha alcanzado la categoría de República. Y es así, y yo conozco bien a esta clase media. Muchas veces incluso me reprocharon que no trate a la clase obrera. Pero las veces que lo intenté, me sonaron falsos. Mis obreros nunca hablan como los obreros; entonces no insistí más, ¿para qué? Es una limitación y me atengo a esa limitación.

¿Entonces cómo explica que, siendo la suya una literatura localista, haya tenido tanta trascendencia en otras partes del mundo?
Puede ser que la clase media sea más universal que otras clases. No sé, pero la verdad es que incluso tengo cuentos que transcurren en el exterior, pero siempre de montevideanos que están en España, en Cuba o en México. De todas formas, supongo que para llegar al mundo hay que llegar primero a la comarca, por ahí se empieza. El que quiere empezar por el mundo..

A través de sus textos políticos, usted intentó hacerse escuchar en su comarca. Eso le valió un pasaje al exilio. ¿Cree que el intelectual puede cambiar algo a través de la palabra?
No, no puede cambiar nada. Yo no recuerdo ninguna revolución que se haya ganado con un soneto, por ejemplo. A los dirigentes políticos les gusta mucho adornarse con el arte, sacarse una foto del brazo de un pintor o terminar un discurso con un poema, pero no es que crean en una cosa ni en la otra. Tal vez algún raro personaje de la dirigencia política puede venir un día y decir: “Con estos tres versos me aclaraste este tema”, y yo con eso puedo sentirme más que satisfecho.

Suena a batalla perdida.
No, porque uno escribe para esclarecer la mente de un individuo, del ciudadano de a pie. Además, es una cuestión de conciencia. Si yo estoy en contra de la globalización de la economía, de la corrupción y de la hipocresía, lo digo y lo escribo. Justamente las causas en las que creo y que son derrotadas son las que me impulsan, porque gracias a que las defiendo puedo dormir tranquilo. No me siento derrotado en cuanto a mis creencias ideológicas y voy a seguir luchando por ellas. Sin éxito, eso sí.

Hay que defender la derrota, dijo el poeta.
Es que la utopía es una cosa que debemos mantener. Por definición, la utopía es algo que nunca se realiza por completo, una cosa que parece imposible y después resulta que se realiza. Siempre digo que los tres grandes utópicos que ha dado este mundo son Jesús, Freud y Marx; gracias a ellos la humanidad ha dado pasos positivos. Aunque de cada utopía se realice un diez por ciento, gracias a ese diez por ciento la humanidad ha mejorado un poco. Yo soy un optimista incorregible.

Su defensa de la utopía lo enfrentó a más de un destierro. Debutó como exiliado en 1983, cuando cruzó el charco y se instaló en Buenos Aires buscando una seguridad incierta. Fue aquí donde inauguró el “llavero de la solidaridad”: cuando las cosas comenzaron a ponerse oscuras acudía a ese manojo que le abría la puerta de las casas de cinco o seis amigos. Era la única manera de desorientar los radares nefastos que iban tras su sombra. Hasta que la Triple A le dio 48 horas para seguir respirando en la Argentina y se marchó a Perú, luego a Cuba y finalmente a España, continuando un exilio que le negó su patria durante doce años. Y también a su mujer, Luz, que debió quedarse en Uruguay cuidando a las ancianas madres de ambos. A pesar de todo, Benedetti no escupe reproches; más bien le da palmadas a ese tiempo pasado que pudo ser peor.

¿No siente rencor por ese pedazo de vida que le cambiaron?
La pasé muy mal, me amenazaron de muerte, me separaron de mi ciudad, de mi mujer, y sólo por algún azar me fui salvando, pero no por hacer concesiones. Yo hubiera preferido no tener que recurrir al exilio, y sin embargo, en cierta forma el exilio me ayudó. Por un lado, empezaron a interesarse por mis libros, me hizo ser más conocido y eso hasta me permitió un alivio económico. Además, he aprendido mucho de la gente que fui conociendo en los diferentes países donde tuve que vivir. No de los gobiernos, porque de ellos no se aprende nunca nada, pero de la gente sí. Es como un fenómeno de ósmosis: uno le da a ese pueblo que lo recibe lo mejor que tiene y ese pueblo le devuelve cosas a uno. Esa proximidad, ese intercambio enriquecedor y evidente, me ha cambiado para bien, me ha hecho madurar, me ha quitado cierta tentación de hacer juicios demasiado apresurados sin que las cosas se asienten

Le supo sacar provecho al exilio.
Yo creo que sí. Volví a mi país un poco mejor de lo que me fui, más ecuánime, más tolerante, menos radical, pero sin perder mis obsesiones.

Usted ha inventado una palabra, desexilio, que describe las sensaciones del regreso. ¿Se termina el desexilio alguna vez?
Me parece que no. En uno de mis libros puse como epígrafe una frase de Alvaro Mutis, que dice que uno está condenado a ser siempre un exiliado, y creo que es cierto. Afuera uno se siente herido, ajeno, y cuando regresa también se siente exiliado, porque uno ha cambiado y el país también ha cambiado. Ha cambiado hasta el paisaje, la mirada de la gente… Sigue siendo el país de uno, se lo quiere como el país propio, pero la relación es distinta. Entonces se siente nostalgia por ciertas cosas del exilio, que tienen que ver más que nada con las personas.

¿La patria de uno dónde queda después de ese proceso?
Como decía José Martí, la patria es la humanidad. En todos los países, en los que uno ha estado y en los que no ha estado, hay gente que por lo que piensa, por sus actitudes, por lo que hace, por lo que siente, por su solidaridad, son como compatriotas de uno. La patria de cada uno está formada de esa gente. Porque en el propio país ha habido también torturadores, corruptos, y esos no son compatriotas míos.

Actualmente, Mario Benedetti vive mitad de su tiempo en España y mitad en Uruguay. Esos compromisos de los que a veces se queja pero que tanto disfruta, lo tironean hacia ambos lados del océano. Su residencia en ésta y en aquellas tierras no obedece, aclara, a una necesidad de escaparles a los inviernos ni a las humedades que castigan su asma desde que tenía 25 años, cuando un tifus le dejó como secuela esa angustia por el oxígeno que un par de veces lo acostó en terapia intensiva. Está acostumbrado a convivir con un aparatito que despide vapores salvadores cada vez que le falta el aire, y en sus poemas hasta se ríe de ésta y otras fallas de fábrica que le trajeron las décadas: “…mis cataratas, mis espasmos asmáticos, mi herpes zoster, mi lumbago, mi hernia diafragmática”, enumera en Heterónimos.

Sabe que su cuerpo le empezó a confiscar la frescura que mantiene su mente, pero él le pone el pecho al asunto con palabras: su próximo libro de poemas, El mundo que respiro, pone el acento en la cercanía de la muerte.

¿Le preocupa el tema?
Bueno, a todo el mundo le preocupa, ¿no? Pero a los 80 años uno está un poco obligado a pensar en esas cosas. La muerte es una presencia, y la barajo en conexión a lo que es la muerte para otros, no sólo para mí. Pienso que una de las formas de sobrellevar la idea de la muerte es darle la cara, hablar de ella, dialogar con ella. Me parece que es una manera de poder soportar ese fin obligatorio. Admitir la muerte es un modo de restarle importancia, porque si uno está obsesionado con eso..

Por eso escribe sobre la muerte.
Escribo sobre ella para que no me sorprenda, claro. Su cercanía no tiene que aplastarlo a uno, por eso tengo un poema que se llama Como si fuéramos inmortales: hay que vivir como si lo fuéramos.

Terminemos hablando de la vida, entonces. Usted ha recibido muchos premios por su obra, pero cuando hace un par de años la Universidad de Alicante lo nombró doctor honoris causa, fue en reconocimiento a “su fecunda labor creativa y por su condición de hombre de pueblo”. Obra, pero también vida. ¿Cómo prefiere ser reconocido?
Son dos cosas que forman el carácter y la condición humana de uno, ¿no? Muchos de mis poemas son producto de ser hombre de pueblo, y estar cerca del pueblo siempre ha sido una máxima para mí. Lo mejor que me pudo haber pasado en la vida es que lo que escribo le haya tocado el corazón a esa gente, a ese pueblo, a ese hombre de a pie.

* Texto Ezequiel Martinez / Clarin, 14 octubre 2006

 

Un enlace completo de la vida y obra de mario Benedetti es esta:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Benedetti


Marianne de Pury invita a ‘Morir… o no’ en Perú

mayo 18, 2009

Marianne de Pury, una vida consagrada al teatro.

sriimg20090402_10530123_1
Desde la primera vez que llegó a Latinoamérica, hace ya tiempo, y con la Lisístrata de Aristófanes bajo el brazo, esta directora de teatro nacida en San Gall, pero forjada al calor de un público internacional, advirtió el aprecio inequívoco de los lugareños por ese arte.

Hoy, muchos proscenios más tarde y en vísperas de la presentación en Lima, de ‘Morir’, del catalán Sergi Belbel, confiesa libre de sospecha: “En América Latina, los que saben de teatro, saben mucho. Más que en Europa”.

En el corazón de la capital peruana, muy cerca de la Plaza de Armas, se encuentra la Asociación de Artistas Aficionados -”pero son profesionales, yo no trabajo con aficionados”-, advierte nuestra interlocutora. “Es un teatro que existe desde hace 70 años y en el que hacen cosas muy buenas”, precisa.
Es ahí donde Marianne de Pury hace ahora lo que ha hecho hace más de cuarenta años: vive el teatro.

Paradoja del azar, la obra que prepara se llama ‘Morir’. Pero se trata de una muerte en siete escenas que desanda el camino en la segunda parte de la pieza. Algo cambia para que no mueran los que murieron.
“Es una obra interesante y divertida que plantea muchas preguntas sin proponer respuestas”, explica Marianne de Pury en entrevista con swissinfo, previa a su partida a Lima. “Creo que vamos a hacer una cosa interesante”. A no dudarlo.

El teatro, su lugar
E interesante es también -con la venia del lector por el uso empecinado del adjetivo-, el devenir de esta artista nacida por el capricho del destino, del lado equivocado del Río Sarine. Dicho de otro modo, Marianne de Pury nació en San Gall y luego vivió en Berna (donde radica actualmente), pero sus padres venían de Neuchâtel y de Ginebra.

En esa Suiza -de habla alemana- que no era la de la cultura francófona de su familia, advirtió desde niña lo que más tarde confirmaría durante su residencia en Estados Unidos y a través de sus muchos viajes por el mundo: “Tenía muchos lugares, pero ninguno era el mío”.
Sólo muchos años después, hace unos diez, la contundencia de la revelación la libró del desamparo. “¡Mi lugar es el teatro!”. Pero, como lo señala ella misma, “no lo sabía”. Sin embargo, ése no era el único secreto que el arte escénico le reservara.
Escapadas juveniles

Marianne de Pury estudió piano y composición en el Conservatorio de Ginebra. Desde muy joven, al placer de la música añadiría los de la lectura y la escena. Era tal su gusto por ésta última, que en sus furtivas escapadas adolescentes se iba hasta París para regalarse con la oferta teatral de la Ciudad Luz.
“Mentía a mis padres y les decía que iba a casa de amigas”, recuerda. Y es que “el teatro estaba aquí… (con el índice apunta su corazón). Pero no sabía que podía vivir de esto. Sin embargo, “soy muy pobre pero puedo vivir de esto”.

Los inicios de nuestra interlocutora en el arte que nos ocupa remontan a los años 60 y se producen en Nueva York. En la ‘Big Apple’, Marianne aprendió dirección teatral con Joseph Chaikin, a la sazón director del ‘Open Theater’ que él mismo había fundado.

Una manipulación mágica
Desde la venta de boletos, hasta la administración, Marianne de Pury hurgó todos los recovecos del arte escénico. Incluso la actuación, pero de inmediato advirtió que eso no era lo suyo. “Lo que me interesa es la dirección, esa manipulación mágica”.
Una manipulación mágica que la ha llevado por los grandes nombres de las letras, de todos los tiempos y de todas las latitudes: Sófocles, Aristófanes, Voltaire, Dickens, Genet, Ionesco, Wilde, Bergman, Skármeta, Frisch… a todos los confines: San Salvador, Santa Fe, Ginebra, Bonn, Sarajevo, Doula…

Del teatro, Marianne de Pury se expresa con pasión.

En prolongada y deliciosa charla en su departamento de Berna, nos habla de ese arte como lazo universal; nos dice que el teatro hace un trabajo mejor que el de los diplomáticos; nos comenta que el lenguaje del teatro es el mismo en todas partes y que en todas partes hay actores melindrosos y naturales.
¡Ah!, pero al contrario de los europeos, los de los países de Hispanoamérica suelen excederse en sus emociones. “Les digo, ‘¡no me des demasiado!’, y a los de aquí: ‘¡dame más!’”.

Nos confía que durante 25 años estuvo casada con un actor que estaba vivo sólo en la escena. Nos habla de su perplejidad –que acabó disolviéndose en hilaridad- cuando una actriz navaja que participaba en la puesta en escena de Antígona, en Nuevo México, llegó tarde al ensayo porque había tenido que llevar su caballo al fisioterapeuta.

Una forma de vida
Actuación, vestuario, tramoya… todo entra en nuestra plática. Los autores de la Grecia Clásica, siempre vigentes; el gusto especial de los países de habla alemana por el teatro; la representación desde hace tres años en Alemania de sus Ardiente Paciencia (Skármeta) y Escenas de una Boda (Bergman); la importancia de las luces en el escenario…
-¡Ah! No lo había pensado … “¡No tiene que pensarlo, tiene que sentirlo!”.
- Y después de tantos años, de tantas obras, de tanto amor por este arte, ¿cuál es su objetivo con el teatro?
“No tengo ningún objetivo. Lo mejor de mí está cuando estoy dirigiendo una obra y me gusta sentirme bien. La cosa por la que estoy en este mundo es para hacer teatro, dirigir teatro. Es lo que hago. Quería ver teatro que me gusta, que me interesa, y sé cómo hacerlo. No es un objetivo, es…
- ¿Una forma de vida?
- “¡Eso es: una forma de vida!”

 

*Autor: swissinfo, Marcela Águila Rubín, 9 de mayo de 2009

 

MARIANNE DE PURY
Pianista, compositora y directora de teatro, nace en San Gall .
Estudia piano y composición en el Conservatorio de Ginebra y dirección de teatro con Joseph Chaikin, fundador del Open Theatre.
1965-1972: Nueva York.- Compositora invitada delOpen Theatre.
1972-1975: Ginebra: Directora administrativa del Théâtre de Carouge.
1975-1992: Santa Fe, Nuevo México: Directora artística del Theatre Arts Corporation y fundadora del Santa Fe Ensemble Theatre.
1993-2003: Dirección de Teatro en Berna, Basilia, Bonn, Dublín. Ingolstadt, Sarajevo, Münster, Zúrich, Melbourne, Nueva York, Irlanda del Norte, Bad Godesberg, Douala Camerún, San Salvador y Lima. Dirige el programa Exiles Theatre Summer School en Irlanda.
2003-2009: Profesora invitada en el San Juan College, de Farmington Nuevo México. Dirección de Antígona (Sófocles) en versión Comanche, escrita por Terry Gómez.
Dirección y enseñanza teatral en Lima y El Salvador.

SERGIO BELBEL
Nace en Terrasa, Cataluña, en 1963.

Estudia Filología y Teatro en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entre sus obras destacan: Minimal Show, Elsa Schneider, Tálem, Caricias y Después de la pluja.

Ha obtenido diversos reconocimientos, incluidos el Premio Marqués de Bradomín, por Caleidoscopios…, su primera obra (1985); el Ignacio Iglesias por Elsa Schneider (1987); el Premio Nacional de Literatura Catalana (1993) por Después de la pluja, y el Premio Borne (1994) por su obra, Morir, por la cual recibe también el Premio Nacional de Literatura Dramática (1996).

DATOS CLAVE
La Asociación de Artistas Aficionados (AAA) es un Centro Cultural con 70 años de trayectoria en el quehacer artístico.
Desarrolla diversas actividades como: Teatro, Teatro de Títeres, Recitales Musicales, Talleres Artísticos, Exposiciones Pictóricas y Fotográficas, Conferencias, etc.
A partir del 13 de junio presenta ‘Morir’ del dramaturgo catalán Sergi Belbel, bajo la dirección de Marianne de Pury.

ENLACES
· Asociación de Artistas Aficionados (http://aaalima.blogspot.com/)
· Gran Teatro de Ginebra (http://www.geneveopera.ch/)
· Teatro de Berna (http://www.stadttheaterbern.ch)
· Teatro de Basilea (http://www.theaterbasel.ch/vorschau.cfm?CFID=578044&CFTOKEN=19307902
)


Una ciencia para estar solo

abril 17, 2009

Cada año, en el cumpleaños de Mayra, desde cuando cumplió uno, le he pedido a Sonia que se case conmigo. Este año nuestra hijita cumplió cinco. Cada rechazo tiene su propia historia, pero sólo hasta hace poco, antes de que las dos se fueran, yo prefería imaginar esos momentos como una prolongada e ininterrumpida comunicación.

Debido a mi despido del Banco, experimentaba por primera vez la pobreza de verdad, distinta a esos otros tipos de pobreza a los que había sobrevivido anteriormente. Se habia manifestado primero como un estado mental: un pánico absorbente, una especie de vértigo, aunado a la certeza de que todos mis infortunios eran un engaño elaborado.

Sonia había sido mi estudiante en un instituto preuniversitario. Para cuando no pasó el examen final por segunda vez ya éramos amantes. Un año más tarde, a los 21, ya estaba embarazada con Mayra. Seguíamos sin casarnos y sin intención de hacerlo. De hecho, yo nunca tuve la oportunidad de proponérselo.Al mismo tiempo que me anunciaba que estaba embarazada dijo que era demasiada joven para casarse. Yo acababa de cumplir los 29 y también me sentía demasiado joven.

Estalló el escándalo. Nuestros respectivos padres, que se despreciaban mutuamente, se reunieron para negociar. Decidieron forzarnos a que nos casáramos. Invocaron la decencia y el decoro. Yo llegaba todas las noches a la casa para recibir reproches por mi irresponsabilidad. A Sonia la amenazaban con todo tipo de tormentos.

Mayra nació el 5 de febrero, en 1996. Yo me encontraba en la sala de partos, observando ese proceso mágico, con un temblor en mis débiles rodillas. Fue el dia más completo de mi vida.Observé las piernecitas y los bracitos de Mayra y la suave frescura de su cara diminuta. Sus ojos castaños eran del mismo tono que los de su madre, y en ese instante las dos se convirtieron en mi religión. Sentí que deseaba llorar ante la belleza de su pequeño cuerpo, de su ser puro. Y llorar también por lo que había hecho.

Mis egoístas faltas parecían ahora un obstáculo infranqueable si es que yo pretendía alguna vez ser su padre.Un par de meses después del nacimiento de Mayra, Sonia viajó a Estados Unidos para aprender inglés. Su familia la quería lejos de mí, lejos del estrés.

Durante medio año, visitaba a mi hija tres veces a la semana, soportando los incómodos silencios de los Sepúlveda, quienes no sabían si despreciarme o aplaudir mi persistencia.Por las noches inventaba escenarios en una gama que iba de lo trágico a lo maravilloso.
Sonia en USA, conociendo a un hombre que le removió el piso. Un hombre alto, blanco. Un hombre con plata. Un hombre más apuesto que yo. Por supuesto más cariñoso. Un mejor papá. Esas eran mis pesadillas cuando imaginaba que la había perdido para siempre.

Pero al mismo tiempo me dejaba llevar por otro sueño: Sonia regresando, desengañada por lo que había visto allá, sobrecogida por la depravación que le había descrito su padre (Quien vivió un tiempo en USA), perdonándome, dispuesta a comenzar de nuevo.

En esta ciudad, no hay nada más inútil que imaginarse una vida. El dia siguiente es tan incierto como el año que viene, y no hay nada sólido de dónde cogerse. No hay trabajo. No hay nada que yo hubiera podido prometerle en ese momento que no estuviera construido sino en la imaginación. O aún peor, en la suerte.Mayra ya estaba despierta del todo, y se sentó en la cama: “Papi”, gritó, señalando mi barriga. “¡Estás gordo!”“¡Mayra! Dijo Sonia. “¡No seas grosera!”Pero a mi me pareció chistoso. Me reí. No estoy gordo; lo que sucede es que ya no soy joven.

Me agarre la barriga y durante unos segundos fingí que mi ombligo era el orificio de una bala, que estaba mortalmente herido. Caí al piso, “Ay, Mayra”, grité.Mi hija gateó hasta el borde de la cama y se tendió allí, mirándome a los ojos mientras yo seguía echado en el piso…..Soltó una sonrisa amplia y picara y yo cerré los ojos.Imaginen los extraños y terribles silencios, los espacios vacíos.

Imagínense marchitándose en este lugar sin ninguna compañía. Piensen en una hija viviendo en un lejano país del norte, con sus vientos fríos y sus lluvias torrenciales, esforzándose por reconocerlos entre un flujo de imágenes y sonidos y aromas borrosos….

Imaginen que ella olvide su español, y que entonces todos sus temores y esperanzas y amores y sueños queden atrapados, perdidos en una bóveda de resonancias extrañas.

Creo que Sonia debió haber reconocido que me encontraba ausente porque se quedó callada.Mi hija se había vuelto a subir a la cama y se sentó, las piernas cruzadas por debajo, observándonos como si asistiera a una obra de teatro.
Y no hubo trompetas ni violines ni ningún otro sonido. Sólo el silencio.

Hasta Pronto
CARLOS (Tigre sin Tiempo)

Fuente: El resumen y selección de los textos fue extraído del libro “Guerra en la Penumbra” del joven escritor peruano Daniel Alarcón. Editado en USA el 2005


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 66 seguidores

%d personas les gusta esto: