Rojo que te quiero rojo

El Museo de las Culturas de Basilea, el mayor sobre etnología de Suiza y poseedor de los dinteles de Tikal, prolonga una singular exposición que centra la mirada en el color rojo y cómo ha sido aplicado por las civilizaciones del globo.
El museo conserva 35.000 piezas del continente americano, entre ellas 800 textiles precolombinos del Perú.

sriimg20080313_8853261_2.jpg
Máscara funeraria del Perú (600-1000), en chapa de oro y pigmentos rojos. (©Markus Gruber, Museum der Kulturen)

Acudir a uno de los almacenes de textiles antiguos del Museo de las Culturas de Basilea fue una oportunidad única este año. Esas piezas serán transportadas a otro refugio pues el edificio principal del museo cambiará de rostro: los famosos arquitectos Herzog & De Meuron son los encargados de renovarlo.

Protegidos entre fino papel, sobre una mesa se posan cuatro pequeños fragmentos de tejidos, una muñeca y un gorro de vivos colores, todos de origen peruano.

“En la zona alta y en la costa sudamericana se encuentran los tejidos más variados y refinados de toda América”, explica Alexander Brust, encargado de la colección.

El antropólogo de origen alemán menciona que se han conservado muchos textiles de la época prehispánica en el Perú, gracias al clima seco de la costa.

“La mayoría de los textiles que tenemos son naturalmente producto de saqueos”, admite. Una confesión que en realidad atañe a todos los museos de Europa y el mundo con colecciones de este tipo.

Carentes de contexto

Ante ese origen incierto, “las piezas no están documentadas, por lo que resulta muy difícil estudiarlas, pues no conocemos el contexto en el que fueron encontradas”.

“Las hemos seleccionado con base en su técnica. Ahora nos concentraremos en el aspecto iconográfico”, explica el especialista en Culturas Precolombinas, egresado del Instituto Latinoamericano de la Universidad de Berlín.

Los fragmentos de dos túnicas expuestas ante nuestros ojos revelan que su periplo al Viejo Continente cortó su pasado de tajo. Fueron reducidas a formas rectangulares enmarcadas y cubiertas con un vidrio para su venta a los europeos del siglo antepasado.

“Con ello se ha cambiado el carácter de los textiles, pues fueron hechos para llevarse puestos, tenían movimiento, eran tridimensionales. Todos estos aspectos se pierden si no se tiene el contexto en el que se concibieron”, lamenta Alexander Brust, quien mantiene contacto con los expertos de los países americanos, pues son los que, con base en “investigaciones arqueológicas serias”, pueden llenar el vacío contextual de los textiles que resguarda Basilea.

sriimg20080313_8853296_0.jpg
El urucú, colorante vegetal utilizado en la Amazonia. (Rosa Gauditano/Studio R, São Paulo)

El rojo, protagonista

En todo su esplendor pueden ser vistos tejidos íntegros del Perú precolombino en la vasta exposición temporal ‘Rojo’ -que se prolonga hasta agosto próximo-, como una túnica de la cultura Huari, “una de las pocas completas que existen en el mundo”, añade Brust.

Otra pieza: la momia con túnica inca (1450-1533) en algodón, pelo de camélido, plumas y madera. A su lado, dos máscaras de la cultura chancay y una máscara en chapa de oro y pigmentos rojos, utilizados para cremaciones de personas de alto rango.

Por otro lado, los trabajos de pluma de aves del Brasil son de los objetos más admirados en la exposición.

“Para los indígenas de las tierras bajas son importantes porque son la conexión entre el ser humano y los espíritus sobrenaturales. El chamán, que debe volar al lugar donde pasó algo con el alma del enfermo, usa, aparte del tabaco, plumas. Y no utiliza una pluma roja cualquiera. Se trata de la de un pájaro relacionado con alguna visión del chamán o de un mito-recreación del mundo de un grupo indígena”, describe Brust.

Entre esas joyas está el abrigo de plumas de Tupinambá del siglo XVI. En el mundo sólo hay nueve piezas semejantes. (Ver galería)

Apenas algunas de las 300 obras que bajo el hilo conductor del rojo nos llevan de viaje por el tiempo y alrededor del mundo desde Basilea y que apenas conforman una milésima parte de la colección completa del mayor museo etnográfico de Suiza.

Por alguna relación histórica, de comercio, de poder, estas piezas llegaron a Suiza y nuestra gran tarea es preservarlas para el mundo

Alexander Brust, Museo de las Culturas

Suiza con la tarea de la preservación

“Por alguna relación histórica, de comercio, de poder, estas piezas llegaron a Suiza y nuestra gran tarea es preservarlas para el mundo”, sentencia Alexander Brust sobre la colección del Museo de las Culturas, iniciada gracias a los aportes de algunos viajeros durante el siglo XIX y especialmente enriquecida por científicos en el siglo XX.

En este inicio de milenio, los modos de hacerse de piezas ya son otros: “Se han establecido leyes y convenios internacionales y esto significa que los museos debemos cambiar la forma de trabajar y de proteger el patrimonio de cada país, que es de la humanidad”, precisa Alexander Brust.

Perú, justamente, ha firmado acuerdos bilaterales con más de 20 países, entre ellos Suiza, para evitar que su patrimonio cultural siga traspasando fronteras fuera del marco legal establecido.

“¡Nosotros no estamos detrás de los museos!”, especifica la embajadora de Perú en Suiza, Elizabeth Astete. “El objetivo es recuperar las piezas que en robos recientes hayan salido del país”, añade; y en este contexto, la colaboración internacional juega un papel básico.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Los datos se cargan

MUSEO DE LAS CULTURAS DE BASILEA
El comerciante suizo Lukas Wischer reunió una vasta colección de objetos del continente americano entre 1828 y 1837 desde su estancia en México.

La colección de Wischer llegó en 1849 a Basilea.

De este modo esa ciudad suiza se convertía en una de las primeras en Europa en poseer una colección pública de esta envergadura.

Aún hoy día, la colección es una de las más significativas del museo y es testimonio único del desarrollo de la civilización maya.

En 1878 llegó el más valioso de los tesoros de la colección americana del museo: los dinteles de Tikal.

Fueron enviados por el investigador Gustav Bernoulli, quien vivió 20 años en Guatemala y a lo largo de ese tiempo dirigió a su Basilea natal un gran número de piezas, que nunca llegó a ver, pues murió durante su viaje de retorno a Suiza.

Otros viajeros basilenses volvían de sus viajes por el mundo con colecciones que fueron enriqueciendo el catálogo etnográfico del ahora Museo de las Culturas de Basilea.

Durante el siglo XX muchos científicos recopilaron piezas para el museo, reuniendo así la mayor parte de la colección actual.

Uno de los puntos fuertes del museo es la investigación y documentación de técnicas textiles en el mundo. Piezas traídas de Irán, India, Nepal, Brasil, Perú y algunos países de África representan la mayor colección en Suiza de tejidos extraeuropeos.

Posee alrededor de 20.000 textiles y un número similar de artefactos y materiales para realizarlos.

En total, el Museo de las Culturas tiene 300.000 piezas etnográficas, fotografiadas y analizadas por sus técnicas de elaboración, 35.000 de ellas, procedentes de una región que se extiende desde Alaska hasta la Tierra del Fuego.

La institución edita también numerosas publicaciones especializadas.
PATRIMONIO CULTURAL DE PERÚ Y SUIZA
El Museo de las Culturas de Basilea fue sede de la presentación de la Lista roja de los bienes culturales peruanos en peligro, realizada por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) y de una jornada de conferencias sobre el patrimonio de Perú y de Basilea.

En ese marco se llevó a cabo una visita guiada al depósito del museo para admirar algunos ejemplos de la colección de textiles prehispánicos provenientes del Perú.

Trabajos literarios y musicales entre el Perú y Suiza completaron el programa con la presencia de Teresa Ruíz Rosas, Christoph Keller y Nilo Tomaylla, dentro del marco de la exposición temporal ‘Rojo – Un color en Acción’, abierta al público hasta finales de agosto de 2008.

ENLACES
· Museo de las Culturas de Basilea (http://www.mkb.ch/de/home.html)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: