El collar más antiguo de América

Un equipo de arqueólogos descubrió en Perú un collar de oro que, dice, es el más antiguo que se ha encontrado en las Américas. El collar de 4.000 años es el más antiguo encontrado en las Américas.

El artefacto, descubierto cerca del Lago Titicaca, en el sur de Perú, tiene 4.000 años de antigüedad.

Según los arqueólogos el hallazgo demuestra que el uso de joyería de oro para distinguir a la gente rica e importante en la región comenzó mucho antes de que lo que se pensaba.

El hallazgo, que aparece publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), fue llevado a cabo por científicos del Departamento de Antropología de la Universidad de Arizona.

El collar de oro fue descubierto junto al hueso de la mandíbula de un cráneo adulto en una fosa cerca de Jiskairumoko, una aldea que existió en la región del año 3300 al 1500 AC.

El collar está formado por nueve abalorios cilíndricos hechos con pepitas martilladas de oro local. Por medio de datación por radiocarbono de materiales hallados cerca del collar, los científicos determinaron que éste tiene unos 4.000 años de antigüedad.

Lo que demuestra que éste es el artefacto de oro más antiguo recuperado hasta ahora, no sólo en los Andes, sino en las Américas.

Estatus Anteriormente ya se habían encontrado numerosos artefactos de oro en sitios arqueológicos de la región. Principalmente en los lugares donde se establecieron culturas caracterizadas por una sociedad de élites hereditarias y complejas economías basadas en redes de comercio.


Se cree que el oro fue aplanado y después doblado cuidadosamente para formar las cuentas.

En estas sociedades, dicen los autores, el oro era utilizado para demostrar el estatus social de la persona. Por eso la tradición de trabajar el oro había sido asociada exclusivamente a las culturas con complejas jerarquías sociales y políticas.

El nuevo hallazgo, sin embargo, demuestra que el uso del oro para distinguir a un individuo importante comenzó mucho antes de la aparición de estas complejas sociedades de los Andes. Tal como explican los arqueólogos el poblado de Jiskairumoko estaba habitado principalmente por cazadores.

Es decir, se trataba de una sociedad de productores de bajo nivel que llevaban una vida sedentaria. El lugar donde fue encontrado el artefacto cerca del cráneo sugiere que éste fue colocado en el cuello del adulto enterrado en la fosa.

No se encontraron herramientas en el sitio y no se sabe con exactitud el método como el collar fue fabricado. Pero los arqueólogos creen que el oro fue primero aplanado con un martillo de piedra y después cuidadosamente doblado alrededor de un objeto cilíndrico para crear su forma tubular.

Ésta, dicen los autores, “es la primera muestra de la práctica de metalurgia en los Andes y del surgimiento del papel social del oro más allá de la simple decoración”. Este “papel social” continuó durante los siguientes tres mil años demostrando el prestigio y la riqueza del individuo que lo portaba.

* BBC Ciencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: