Los límites de la unión civil homosexual

Desde que entró en vigor el registro civil de parejas del mismo sexo en Suiza hace justo 5 años más de 10.000 personas se han decidido por dar el ‘sí’ a través de esta unión oficial.

Maria von Känel Scheibling, a la derecha, con su familia.

Maria von Känel Scheibling, a la derecha, con su familia. 

La cita a la oficina del registro civil ha sido un acontecimiento muy significativo para ellos, pues de este modo han obtenido el reconocimiento oficial de su unión, un modo de asegurar así ciertos derechos y obligaciones en el marco de su relación de pareja, como el permiso de residencia en caso de tener un socio de origen extranjero.

Si bien hay ámbitos que se resuelven con el registro de esta unión como es el caso en temas como herencia y pensiones, la adopción y la reproducción asistida están prohibidas en Suiza para las parejas homosexuales, un tema prioritario a reivindicar.

El deseo de tener familia es un asunto central para muchas de estas parejas y aquellas que se han inscrito en el registro vigente desde 2007 se encuentran en una posición lejos de lo ideal. Lo cierto es que la realidad ha rebasado al marco legal establecido para las parejas del mismo sexo.

Dos madres

Maria von Känel Scheibling y su pareja han vivido bajo el mismo techo durante 14 años y habían deseado por mucho tiempo oficializar su relación “para obtener una seguridad legal ante nuestro compromiso como pareja”.

“Debido a que también teníamos el deseo de tener hijos, nos decepcionó la decisión de que la adopción no sería contemplada en este registro civil de parejas homosexuales”, indica Von Känel Scheibling a swissinfo.ch.


“Pero aun así quisimos registrar nuestra relación, pues es importante dar una señal para mostrar que este tipo de uniones como la nuestra existen”.

De este modo, las dos mujeres anunciaron su unión en el registro civil desde el primer año que Suiza autorizó este procedimiento. Y desde entonces y a ojos de la ley, ambas cambiaron su estatus de soltería al de relación en pareja del mismo sexo.

Después vinieron los hijos. “Nuestros niños nacieron en el marco de nuestra relación lesbiana. Yo di a luz al primer niño; mi socia, al segundo.”

Paradoja

Las dos madres no tienen ningún derecho o responsabilidad parental en el marco jurídico por el niño que su pareja concibió, y a esto se suma que el camino de la adopción les está prohibido, por haberse inscrito en 2007 al registro de parejas del mismo sexo.

Es decir, ellas no pueden dar el paso de la adopción mientras que un homosexual –mujer u hombre- que no se encuentre en este registro, sí tiene derecho ella.

“Al vivir el día a día como familia, nos damos cuenta que la prohibición a la adopción no solo es una barrera en contra de los padres: Lo que más nos duele es el hecho de que existe también en contra de nuestros hijos”, indica von Känel Scheibling.

Como cofundadora de la asociación ‘Familias Arcoíris’, von Känel Scheibling emprendió la batalla para obtener el estatus legal de padres para las parejas homosexuales ante el Tribunal Federal, pero fracasó, por lo que decidió acudir a la Corte Europea de Derechos Humanos, donde el caso se analiza actualmente.

Uwe Splittdorf, de la plataforma suiza de organizaciones homosexuales ‘Pink Cross’ indica al respecto que más de 30.000 niños en este país crecen en las denominadas familias arcoíris, es decir, con algún miembro homo o bisexual. Otras estimaciones se reducen a 6.000 casos.

Los tiempos cambian, pero lentamente

El matrimonio con todos sus derechos es el objetivo final de la lucha: “Sí, efectivamente, es nuestro deseo y creo que podremos alcanzarlo en unos 5 a 6 años”, explica Splittdorf y detalla: “El derecho a la adopción es el siguiente paso en el que nos concentraremos”.

La ley de partenariado para parejas del mismo sexo, que cumple un lustro en vigor, ha otorgado mucho mayor aceptación de los miembros homosexuales en la sociedad, considera Uwe Splittdorf.

“Ha sido bien recibida por familiares y amigos de las personas que deciden incluirse en el registro; además del hecho de resolver problemas prácticos como el derecho a herencia y la residencia de parejas del extranjero; pero pese a esto, aún hay personas gay que llevan una doble vida”.

El profesor en Sociología René Levy está de acuerdo con ello: “Creo que hay muchas situaciones en las que los homosexuales esconden sus preferencias en el ámbito de la sexualidad. ‘Salir del armario’ no es un acto trivial puesto que aún resulta penoso o surgen temores por las dificultades que pueden generarse ante el anuncio de la propia homosexualidad”.

“Todavía no existe un gran reconocimiento para las identidad que no se restringen a la  heterosexualidad y el cambio en este sentido es lento. Se encuentra más bien al nivel de lo políticamente correcto y no a un nivel profundo en la mirada de la sociedad en general”.

A juicio de Levy, el registro de parejas del mismo sexo es un compromiso mal logrado: “No es una ley que sitúe en la ilegalidad a la homosexualidad, pero tampoco la declara en términos de igualdad”, subraya.

Suiza es una sociedad conservadora, opina Levy: “Las normas de igualdad, apertura social y multiculturalismo son establecidas por gente con un alto nivel de educación, pero se trata solo de una minoría, aunque, si bien es cierto, una minoría de gran voz”.

Por los derechos del niño

Esta ley sobre el partenariado homosexual contó con un apoyo moderado al momento del debate para implementarla, aunque el partido de derecha Unión Dmocrática de Centro (UDC) -que representa a un cuarto de los electores-, se opuso abiertamente a ella.

El partido argumentó que esta “ley innecesaria” era parte de una tendencia que conducía a la devaluación del matrimonio: “Esta legislación socaba la base de nuestra sociedad, es decir, la familia”, indicaba la UDC en un comunicado.

“Si los que apoyan esta reforma argumentan que la nueva ley prohibe la adopción y la fecundación asistida para estas parejas, uno se debe preguntar por cuánto tiempo será el caso, pues si esta ley entra en vigor, nuevas reivindicaciones serán formuladas inevitablemente”, advertía entonces la UDC.

Pero la defensa de estos derechos existía antes y después de esta legislación. Maria von Känel Scheibling defiende al respecto que si ella busca mayores cambios es porque quiere que sus hijos obtengan los mismos derechos que cualquier otro niño en Suiza.

Por ahora, esta madre de familia no sabe si sus esfuerzos y los de otros padres de familia homosexuales tendrán éxito, pero sostiene que lo importante es mantenerse visible. “Al menos que sepan que estamos aquí”.

* Texto de Clare O’Dea ( swissinfo.ch, 2 enero del 2012)
Traducción: Patricia Islas

Nota: La mayoria de las fotos corresponden a USA 2011

DATOS CLAVE

Un promedio de 56 contratos civiles de parejas del mismo sexo se concretan cada mes en Suiza, de acuerdo a las estadísticas federales de 2011 (datos de enero a septiembre).

El total anual de parejas registradas en 2011 es de 650 (es decir, 1.300 personas).

56 relaciones registradas oficialmente cada mes en Suiza, una cifra menor si se compara con el promedio de contratos matrimoniales al mes: 3.566.

Los hombres son los que muestran una mayor inclinación para inscribir su relación homosexual en el registro civil, en comparación con las mujeres: 70% del total.

De 2007 a finales de 2010 se registraron 9.000 uniones y 312 disoluciones de este tipo de contrato, según un balance de la Oficina Federal de Estadísticas.


En junio de 2005, la ciudadanía suiza votó en referéndum, por 58 votos a favor el registro de parejas del mismo sexo.

El registro inició en enero de 2007.

El registro civil inscribe a una pareja homosexual si ambos miembros son mayores de 18 años y si al menos uno de ellos tiene la nacionalidad suiza o el permiso de residencia en este país.

La primera pareja en registrase fue una con 30 años de vida en común, en el cantón del Tesino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: