Roberta Sudbrack: Latinoamérica, epicentro gastronómico

Es una de las chefs más reconocidas y premiadas de Brasil. Comenzó su carrera como jefa de cocina en el Palácio da Alvorada, residencia oficial del Presidente de Brasil, durante el mandato de Fernando Henrique Cardoso. Allí cocinó para Fidel Castro, Bill Clinton y Jacques Chirac, entre muchos otros.
Hoy su restaurante Sudbrack, inaugurado en el 2005 en Río de Janeiro, es uno de los más destacados de ese país por su compromiso con el rescate de ingredientes locales. Ella es una de las invitadas a la segunda edición del festival gastronómico Ñam, que se realizará entre el 18 y el 20 de abril en el Hotel W. Aquí nos da cuatro razones para afirmar que Latinoamérica es el nuevo referente mundial culinario. 

1.- TENEMOS CHEFS GLOBALIZADOS
Existe una generación de chefs latinoamericanos que comenzaron su formación dentro de las escuelas tradicionales de gastronomía (especialmente de Europa) y que después del primer ciclo de aprendizaje comenzaron a procesar esos conocimientos no como una simple réplica sino que aproximándolos a su identidad local. Lo hicieron con el bagaje de haber estado al otro lado, adquirieron una expresión global, un lenguaje universal. Su trabajo despertó el interés del mundo en nuestras raíces culinarias.

2.- NUESTROS INGREDIENTES SON UNICOS

Mucho ha influido el interés mundial en la sustentabilidad. En este punto creo que la región amazónica, que va mucho más allá de Brasil, es muy relevante porque produce una variedad y diversidad de ingredientes que despiertan mucha curiosidad. Tenemos la gran responsabilidad de utilizar estos recursos sin destruir estos ecosistemas tan valiosos. 

3.- HERENCIA CULINARIA
Las tendencias y la gastronomía son cíclicas. Por muchos años almacenamos conocimiento importado de otras culturas culinarias sin considerar todo lo que teníamos acá: los mejores ingredientes, una rica herencia de nuestros aborígenes y la valiosa contribución de otras culturas que fueron llegando al continente. Ahora que lo incorporamos a nuestra identidad culinaria ya no necesitamos subirnos a un taburete para ser vistos y respetados. Ya hemos ganado esa batalla. 

4.- SOMOS INNOVADORES

El ser humano siempre busca cosas nuevas. Es curioso por naturaleza. Eso es  genial, pero a veces esta búsqueda incesante de algo nuevo se confunde con lo exótico, y eso no ayuda a la gastronomía latinoamericana. No somos exóticos, somos innovadores. Aunque aprovechemos las materias primas locales no nos podemos estar mirando el ombligo. Mezclar nuestros orígenes e ingredientes con una cocina a nivel internacional es el reto que los chefs latinoamericanos enfrentamos a diario, y en esa búsqueda hemos logrado llamar la atención del mundo entero. Para nosotros es una manera de  dignificar y elevar nuestras identidades culturales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: