Curiosidades Gastronomicas 11 (Libreria-Rest., Esturiones, Rusos en NY…)

Veamos mas curiosidades recientes en el mundo de la gastronomía a nivel mundial:

 1) Librería o Restaurante?

 Nomad es un restaurante neoyorquino el cual tiene muchos clientes extranjeros que son atraidos por su estilo singular , mezcla de un estilo americano de biblioteca con una disciplina francesa en sus comidas ofrecidas.

 

Dentro de su variedad de platos el que tiene mayor preferencia es el pollo asado (Roast Chicken) con trufas negras y Foie gras. (ver fotos abajos)

 

Este plato es para dos personas y tiene un precio de $78.00 dolares USA.

 

 2) Un esturión No es un tiburon

Cuando Han Sang-Hun (56) llevo 200 esturiones a Corea del Sur, desde Rusia, en 1997. Muchos de sus vecinos pensaban que era una invasion de tiburones por su parecido físico. Dichas personas pensaban que si algun esturion escapaba hacia el rio podria ser la ruina del ecosistema, atacando y devorando a otros peces.

 

El esturion (Sturgeon) es un pez de nadar lento y no tiene dientes: pero posee uno de los productos mas costosos que algunos comensales les gusta comer o degustar: El Caviar.

 

Actualmente la onza de caviar se vende a $400.00 dolares o $14.00 dolares por gramo.

 

Despues de 12 años de crianza e inversion en su granja coreana (un millon de dolares), cerca a un rio que se encuentra a 56 millas al sureste de Seul, Han Sang-Hun vio crecer exponencialmente la población de esturiones. De los 200 iniciales a 50,000 esturiones.

 

Este es un negocio que requiere una espera de 10 a 15 años antes de empezar a recolectar las ganacias efectivas. Asimismo el piensa ampliar este negocio a otros lugares de corea del Sur. Incluso llevarlo hasta los emiratos arabes.

 

 3) Las melodías de Moscu en New York

Hay un exclusivo karaoke ruso en pleno centro de New York, llamado Jelsomino, el cual ofrece una lista de 6000 canciones y tragos exclusivos y costosos.

 

 En el Jelsomino se puede alquilar un cuarto por una noche, para 10 personas, donde se pueda cantar, beber o comer en forma privada.

 

Los precios varían segun el paquete que se escoja; aunque los precios varian de $3,000.00 a $20,000.00 dolares por noche. Mayores detalles se puede ver en el recorte periodístico abajo:

 

 Este karaoke es uno de los preferidos por los nuevos millonarios rusos que vienen a USA. Incluso llegan a gastarse $120,000.00 dolares por noche, como dice la copropietaria Tatiana Brunetti (ver foto arriba), quien agrego que el Jelsomino inicio sus operaciones en el 2007, en New York, y espera abrir otro local parecido en Miami, este 2012.

Tatiana dice que sus mejores clientes son sus compatriotas rusos quienes tienen un gran corazón y una gran billetera también (“Russians have a big heart. Big Wallets, too.”)

 

Al parecer para la mayoria de neoyorquinos , de clase media para abajo, prefiere lugares como las dos fotos que se muestran a continuación. La primera una buena o exótica comida no muy cara o una mas barata; pero en buena compania, con amigos o novias.

 

 

Hasta siempre.

CTsT.

Anuncios

Ópera Kunqu en los JJ.OO de Londres 2012

Un grupo de Ópera Kunqu de China actuó con gran éxito hace unos días en el Teatro Shaw de Londres.


El teatro, llamado así por el dramaturgo irlandés George Bernard Shaw, fue sede de dos espectáculos de este género durante la Semana de la Cultura de Pekín, en Londres. Se interpretaron El Sueño de Mansiones Rojas el 24 de julio y La Nueva Leyenda de Pipa el 25 de julio.

El sueño en el Pabellón Rojo, basada en la novela clásica, es una obra teatral que hizo su debut el año pasado. La Nueva Leyenda de Pipa es una obra que no se había interpretado durante 300 años. Su autor teatral, Cao Yin (1658-1712), era el abuelo del autor de El sueño en el Pabellón Rojo, Cao Xueqin (1724-1763).

“Kunqu es el” origen de un centenar de óperas en China “, dijo Cao Ying.

“Tiene una historia de 600 años y ha influido no sólo en muchos estilos de ópera china, sino también en la literatura, música y arte de China.”


Tradicionalmente, la Ópera Kunqu no tenía directores, y eran los actores y actrices principales los que decidían la forma de presentación. Pero hoy en día hay cada vez más directores que ayudan a dirigir las obras en las óperas tradicionales chinas.

Robin Haller, un londinense de 33 años, cree que la música fue la parte más exitosa de la representación de El sueño en el Pabellón Rojo.

“En cierto modo, era la música la que atrae al oyente occidental, arte que hace de puente entre la música tradicional china y lo que nosotros, los occidentales, esperamos escuchar en una ópera”, dice Haller.

Haller también quedó impresionado por los subtítulos en inglés que la ópera facilitó durante las representaciones.

“El traductor hizo un buen trabajo. Pude seguir más o menos lo que estaba pasando en el escenario, a pesar de nunca haber leído la novela original”, dice, “Siempre y cuando haya una buena traducción, no hay barreras culturales que impidan apreciar la Ópera Kunqu. “

Wei Chunrong, que hizo el papel de Wang Xifeng en El Sueño de Mansiones Rojas y de Wenji Cai en La Nueva Leyenda de Pipa, dice que es un gran honor para ella actuar en Londres justo antes de los Juegos Olímpicos de 2012.
“La Ópera Kunqu es un antiguo arte de China, que refleja la vida de los chinos en el pasado. Es fácil de comprender porque el público de cualquier parte del mundo tiene emociones similares al percibir la música y las historias de la ópera”, dice ella.

La Ópera Kunqu dominó el teatro chino desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII, y ha influido en muchas otras formas de teatro chino, incluyendo la ópera de Pekín. En 2001, la UNESCO incluyó la Ópera Kunqu entre las obras maestras del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

 

Londres, 06/08/2012(El Pueblo en Línea)

Big Mac, un menú poco olímpico

Este año no solo protestan activistas de la sociedad civil contra el gigante de la comida rápida, sino también dirigentes políticos. 

“Londres se ganó el derecho a organizar los Juegos de 2012 con la promesa de dejar un legado para niños más sanos y activos”, señaló Jenny Jones, del Partido Verde, ante laAsamblea de Londres, de 25 miembros y dominada por el Partido Laborista. 

“Pero el mismo Comité Olímpico Internacional (COI) que cedió la organización a Londres insiste en mantener los acuerdos de patrocinio con los proveedores de alimentos altamente calóricos que favorecen la amenaza de una epidemia de obesidad”, dijo Jones, quien propuso excluir a McDonald’s y Coca-Cola, entre otros, de las empresas auspiciantes. 

La estrategia de mercadeo de McDonald’s significa que la inversión en formación deportiva vaya de la mano de la venta de comida rápida a bajo precio y con muchas calorías. En Gran Bretaña, la compañía ofrece 117.000 dólares a los clubes locales de fútbol. 

“McDonald’s se adelantó a las críticas contra su comida chatarra hace 30 o 40 años. Todas estas décadas estuvo construyendo una estructura y buena voluntad para desviar las acusaciones sobre el impacto de sus productos para la salud”, dijo Sara Deon, de Corporate Accountability International, a IPS, y subrayó que el patrocinio de los Juegos Olímpicos es un ejemplo de esa política. 

McDonald’s es patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos desde 1976. Hace poco, la compañía logró ampliar su contrato con el COI hasta 2020. 

Cola-Cola también forma parte de los Juegos Olímpicos desde 1926. Según Benjamin Seeley, del COI, la compañía “patrocina más de 250 actividades físicas y programas de educación nutricional en más de 100 países”. 

Más de 40 por ciento de los ingresos para la organización de la competencia mundial dependen de esos acuerdos comerciales, y McDonald’s y Coca-Cola son dos de los principales contribuyentes. 

McDonald’s no respondió a las reiteradas solicitudes de comentarios sobre la calidad de sus productos en relación con las necesidades nutricionales de adultos, niños y niñas, y las críticas contra su promoción de los Juegos Olímpicos. 

Médicos y defensores de una buena alimentación también se mostraron preocupados de que ambas compañías sean patrocinantes oficiales, en especial en el marco del creciente problema de obesidad de Gran Bretaña. 

Activistas de la sociedad civil planearon boicotear el patrocinio de McDonald’s por considerar que no se merece el prestigio de los Juegos Olímpicos por proveer de grasas y azúcares, y por sus manipuladoras iniciativas de mercadeo. 

Ceci Charles-King, activista por la justicia nutricional, dijo a IPS que le preocupa “el mensaje para niños y adultos. McDonald’s es hidrógeno, sal y calorías vacías. Coca-Cola es azúcar, almíbar de maíz rico en fructosa y calorías vacías”. 

La Academia de Colegios Reales de Medicina declaró que el patrocinio del gigante de las hamburguesas difunde un mensaje erróneo en Gran Bretaña, que concentra la mayor cantidad de personas con sobrepeso de Europa. Veintidós por ciento de la población de ese país es considerada obesa. 

Al buscar los valores nutricionales del menú infantil para niños en el sitio de Internet de McDonald’s Estados Unidos solo se encuentra el contenido de calorías, grasas y proteínas, y se omite el de grasas saturadas, sal, vitaminas y azúcares. Es necesario buscar la información en otra sección. 

“El alimento sigue teniendo mucha azúcar, grasa y sal. Las llamadas ‘opciones saludables’ no sirven para la gente que busca alternativas realmente saludables”, dijo Deon, de Corporate Accountability International, a IPS. 

“La fruta y el postre con avena y jalea de arce contienen más gramos de azúcar que un Snickers” (barra dulce), señaló a modo de ejemplo. 

“Son un poco más que un vehículo para vender productos con manteca y pan: hamburguesas, papas fritas y gaseosas”, añadió. 

La inversión de McDonald’s en programas para promover la actividad física “no alcanza para el cambio significativo que necesitamos para atender la epidemia de enfermedades derivadas de la dieta, y la compañía debe concentrarse en el asunto central y terminar el mercadeo orientado a los niños”, según Deon. 

El restaurante de McDonald’s en la villa olímpica es el mayor del mundo, con una capacidad para 1.500 personas. Se prevé que reciba a unos 14.000 comensales al día durante los Juegos, y que distribuya juguetes temáticos con los menús infantiles. 

La directora ejecutiva de McDonald’s para el norte de Europa, Jill McDonald, declaró que los atletas saben mejor que nadie lo que deben comer. 

“El COI se asocia con organizaciones que trabajan de acuerdo a los valores del movimiento olímpico”, dijo Seeley a IPS. 

Pero este no es el primer año que las empresas patrocinantes de los Juegos Olímpicos son criticadas. En 2008, defensores de derechos humanos organizaron un boicot para poner fin a la participación de McDonald’s y de otras compañías similares. 

No solo las compañías que venden alimentos reciben críticas. Dirigentes y atletas indios no participarán en las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos en protesta por el patrocinio de Dow Chemical. 

La empresa es propietaria de Union Carbide, cuya filtración de gas en 1984 en la central ciudad india de Bhopal, causó la muerte de más de 22.000 personas, y la contaminación del suelo y de las fuentes de agua que llevará muchos años limpiar. 

 

Por Isabelle de Grave y Stephanie Parker (IPS), Julio 2012

La cura ancestral pervive en medio de la científica

Los saberes ancestrales para cuidar la salud y el espíritu están en extinción en Bolivia, relata un “yatiri” (guía espiritual) aymara, mientras el gobierno toma medidas para defender y proteger la sabiduría y conocimientos acumulados durante siglos por los 36 pueblos indígenas del país.

Como hicieron sus antepasados, Juan Ángel Yujra abandona periódicamente los dominios occidentales del altiplano y la montaña y realiza largos viajes hasta alejados pueblos de las cálidas llanuras de la Amazonia oriental y la serranía sureña del Chaco, en busca de otros saberes, tradiciones y rituales dirigidos a sanar a las personas. 

Pero en esos recorridos observa una lenta desaparición de los ancianos curanderos. 

En una gélida noche altiplánica, Yujra abrió a IPS las puertas de su rústica vivienda, hecha de adobe, en la cima de una montaña de La Paz, desde donde se domina el gran cañadón que abriga una caprichosa arquitectura en peligrosas pendientes y quebradas. 

Con un poncho ceremonial heredado de su abuelo, y un gorro multicolor, echó las hojas de coca sobre un fino telar de lana de alpaca para leer el pasado y el futuro de las tradiciones, mientras relataba apesadumbrado la desaparición de antiguas costumbres en culturas de la Amazonia, el Chaco y otras regiones del país. 

Yujra, además de ser un yatiri, como se llama en aymara al poseedor de sabiduría o guía espiritual, es comunicador y antropólogo. Entre sus múltiples actividades, investiga sobre los conocimientos, ritos y tradiciones precoloniales para sanar a personas y ayudar a comunidades indígenas a sortear dificultades generadas por los humanos o la naturaleza. “La división entre la parte espiritual y la física está bien marcada en las culturas andinas” bolivianas, explicó, antes de citar las facultades adquiridas tras años de práctica y por la transmisión de conocimientos de las comunidades aymaras. 

Cuando un médico científico (convencional) agota sus posibilidades y no obtiene una mejora del paciente, es probable que el mal tenga relación con una debilidad del espíritu de una persona, y en ese caso el yatiri realiza una lectura en las hojas de coca, en busca de respuesta a las causas del problema de salud. 

Es frecuente, relató, la complicación de lesiones provocadas por caídas que, tras un tratamiento con fármacos, termina agravándose. En ese caso, la dolencia puede ser atribuida a un susto, a la pérdida del “ajayu” (alma) por acción de la tierra que la atrapa o por una maldición. 

Un 10 por ciento de médicos de ciencia bolivianos recomiendan a sus pacientes acudir a un yatiri, y ello representa una valoración a la medicina intercultural, explicó Yujra. 

En este terreno, el Ministerio de Salud impulsa el reconocimiento, la defensa y protección de los saberes tradicionales. 

Se trata de un rescate de los conocimientos colectivos e individuales de las sabidurías y tradiciones de los pueblos indígenas, campesinos originarios y comunidades afrobolivianas, detalló a IPS el técnico del Viceministerio de Medicina Tradicional e Interculturalidad de ese despacho, Willy Alanoca. 

Esa dependencia acaba de terminar la redacción de un proyecto de Ley de Sabidurías y Conocimientos Ancestrales, que comenzó al finalizar julio una fase de consultas con los pueblos donde aún sobreviven costumbres y tradiciones. La iniciativa quiere responder a inquietudes como la de Yujra. 

“Un extranjero vino a Bolivia, tomó la muestra de una pomada fabricada por un médico naturista y patentó la fórmula en su país. Eso no debe continuar”, expresó Alanoca al comentar el expolio de la sabiduría colectiva, incluidas las plantas medicinales autóctonas. 

La Constitución de 2009, que declaró a Bolivia como un Estado plurinacional, reconoce los saberes, tradiciones y costumbres y establece la necesidad de defender esos conocimientos ancestrales colectivos. 

En Bolivia, con 10,5 millones de personas, 62 por ciento de la población se reconoce como indígena, según el último censo, la mayoría quechuas, seguidos por los aymaras. 

El proyecto intenta legalizar el trabajo de guías espirituales, médicos especializados en medicina natural (naturistas) y parteras tradicionales, para su ejercicio en las comunidades donde los servicios de salud son escasos, señaló el técnico. 

El viceministro de Medicina Tradicional e Interculturalidad, Alberto Camaqui, informó que 1.220 médicos tradicionales, parteras y naturistas fueron registrados en su despacho, y anunció la creación de un registro oficial y la clasificación de unas 60 plantas medicinales. Los médicos tradicionales están presentes y “todos hemos recibido de alguna manera” un tratamiento para curar fracturas y luxaciones a través de “emplastos de barro, de diferentes plantas” y bebimos infusiones de diversos vegetales, incluyendo de hojas de coca, comentó a IPS el médico e investigador científico Franklin Alcaraz. 

Con la experiencia de trabajo en poblaciones rurales cercanas a La Paz, y con una especialización en el austriaco Hospital General de la Universidad de Viena, Alcaraz enseña la otra cara de la realidad. 

Habituados a la medicina tradicional, los pacientes de comunidades indígenas acuden a la medicina científica o convencional cuando todos los recursos se agotaron. Por eso, muchas veces llegan cuando el estado de la enfermedad está avanzado y no hay soluciones. 

“Entonces, si el paciente muere, echan la culpa a la medicina científica”, afirmó. 

La dificultad observada por Alcaraz es el ámbito en que pueden desempeñar sus actividades los médicos tradicionales. “Y si desaciertan en sus curaciones, ¿estarán expuestos a juicios por mala práctica? No hay tratados ni pautas escritas sobre cómo deben comportarse frente a un problema de salud”, opinó. 

Por el contrario, Yujra abogó por evitar un encasillamiento de las prácticas medicinales originarias en normas científicas, que no interpretan el pensamiento de los pueblos. 

Desplazados por las religiones católica, evangélicas y otras, los guías espirituales desaparecen en las llanuras de la Chiquitanía, una zona del oriente boliviano, y sus conocimientos herbolarios están desapareciendo, citó con pesar a título de ejemplo de una situación que se extiende por otras regiones del país. 

La recuperación de valores ancestrales, planteó Yujra, debe quebrar toda discriminación, incluir a organizaciones sociales en una legislación abierta y ayudar a enfrentar nuevos desafíos como el tratamiento de personas adictas a drogas, en una combinación de conocimientos que constituirán la medicina intercultural.

* Por Franz Chávez, La PAZ, (IPS) -Julio 2012