Arte socialista a precio capitalista

Aparentemente, los cuadros que representaban a musculosos trabajadores y campesinos para difundir la ideología soviética tenían que haber pasado a la historia junto con la URSS. Sin embargo, ha ocurrido justo lo contrario. El gobierno soviético desapareció hace tiempo, pero su arte sigue vivo. RBTH ha descubierto la razón por la cual el realismo socialista se ha convertido en uno de los géneros más demandados y caros en el mercado del arte contemporáneo.

RIAN_00599848.HR_468

El 2014 podría considerarse el año del realismo socialista. A principios de año, la casa de subastas Sotheby’s inauguró en Londres una exposición sin ánimo de lucro bajo el nombre Soviet Art. Soviet Sport. La exposición contaba con unas 40 obras de realismo socialista, buena parte de los cuales pertenece al Instituto del Arte Realista Ruso de Moscú.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En mayo, se inauguró en Londres una exposición del pintor soviético Víktor Popkov (que ya había pasado por Moscú y Venecia). Solo los primeros días recibió cerca de 3.000 visitas. La prensa incluyó esta exposición entre los cinco eventos más interesantes del momento en la capital británica. Lo que es más, se prevé que antes de que acabe el año se abrirá también en Londres un museo dedicado por completo al realismo socialista.
Por último, Sotheby’s subastó en junio una colección de realismo socialista de la Confederación Internacional de Artistas, una organización rusa heredera de las uniones profesionales soviéticas de artistas. Dos décimas partes de los trabajos obtuvieron unas valoraciones muy altas, alcanzando un importe total de 4,5 millones de libras.

RTR3AS3L-468

La jefa de la sección de pintura rusa de Sotheby’s, Frances Asquith, declaró: “En los últimos diez años se han visto relativamente pocos ejemplos de realismo socialista en el mercado con calidad de museo. Los coleccionistas entienden que el valor de este tipo de obras —como la de Georgui Nisskii, adquirida por el triple de su valor de tasación— reside en lo acertado de la composición y en la novedad de la paleta de colores, y no tanto en la exactitud con la que el artista plasma los principios del realismo socialista”.
Actualmente el realismo socialista está experimentando un renacimiento. El espectador está redescubriendo a pintores que dedican sus lienzos a musculosos deportistas, campesinos y trabajadores, así como a las manifestaciones y a la cotidianidad de las fábricas.

Historias accesibles al pueblo llano destinadas a educar en el espíritu socialista conformaron la corriente dominante en el arte soviético desde 1930 a 1980. El segundo gran principio de este método de expresión artística consistía, como escribían entonces, “en crear una representación veraz de la realidad basada en un momento histórico concreto”, lo que durante años excluyó del plano oficial todos los logros de la vanguardia rusa.
El gobierno no solo incentivaba a los pintores del realismo socialista con encargos estatales, viajes para fomentar la creatividad, premios y otros beneficios, sino que también los controlaba por medio de la censura.
El realismo socialista era, en esencia, una forma de propaganda, ideología concentrada en una expresión artística comprensible para todo el mundo. Su presencia durante largas décadas llegó a hartar tanto a los ciudadanos soviéticos que, tras el colapso de la URSS, desapareció de los museos y exposiciones durante 15 años. Se puso de manifiesto un cansancio psicológico generalizado de todo lo que estaba relacionado con la ideología soviética.
Pero en la década del 2000 la situación comenzó a cambiar: empezaron a aparecer coleccionistas interesados precisamente en esta corriente y las casas de subastas incluían este tipo de obras. Por ejemplo, la casa de subastas Sovkom —líder en el mercado del realismo soviético en Rusia— vendió en diez años más de 50.000 lotes y alcanzó los primeros récords de precio con los principales representantes de esta corriente como Deineka, Samojválov, Niskii, Bubnov, Plastov y muchos otros.
En Londres, Nueva York, Berlín, Frankfurt y Roma se han organizado y se siguen organizando exposiciones de realismo soviético en cuyas entradas se concentran invariablemente largas colas.
En Minneapolis se ha abierto un museo de arte ruso en el que se expone la colección de Raymond Johnson, un destacado artista norteamericano que fue de los primeros en detectar el potencial artístico del realismo soviético. En los años 90 compró por un precio simbólico los trabajos de numerosos pintores soviéticos, reuniendo la mayor colección de pintura realista rusa fuera de la URSS.
El realismo socialista en el mercado del arte

Millonarios rusos provocan un boom en el mercado del arte
Todo lo soviético se convirtió en objeto comercial en el periodo de la perestroika: el realismo socialista se vendía junto con las matrioshkas y los extranjeros lo percibían como algo exótico, algo kitsch.
Actualmente, según asegura el propietario de la casa de subastas moscovita Sovkom, Yuri Tiujtin, esa moda ya ha pasado entre los extranjeros. Sin embargo, hay coleccionistas y marchantes arte con una gran afición por esta corriente. Uno de ellos, el crítico de arte y galerista Matthew Boun, considera que el mayor logro del arte ruso en el siglo ХХ no es la vanguardia rusa, como se creyó durante muchos años, sino el arte del realismo socialista.
Según Tiujtin, entre los grandes compradores destacan actualmente los chinos, quienes están barriendo todo el mercado de académicos rusos como los Takachov, Ivanov, Ossovski, Maksímov, Moiseenko y Mílnikov.

“Ahora se pueden adquirir obras de museo a buenos precios”, aclara el experto. “Aunque el precio de las obras del realismo socialista se ha multiplicado por 10 y 20 en los últimos 10-20 años. Hablamos de un mercado de obras maestras, claro, pero también hay otro de cuadros más baratos, que rondan los 3.000-10.000 dólares. Entre los rusos, este segmento de mercado tiene una demanda constante: los motivos les resultan familiares y claros, una enorme cantidad de personas se educó con estos materiales”.

 

* Texto de RBTH, 10 Julio 2014

¿Muerte de los museos o cultura histórica?

Los museos son el archivo histórico o cultural de un país o pueblo. Son una fuente real de llegar a la verdad histórica de un país en todos los aspectos registrados o almacenados en los diversos museos.

 1

Cuando un museo muere es porque ya no tiene apoyo de su gobierno, no hay apoyo monetario en donaciones o el publico no asiste y contribuye con el dinero que paga en su entrada.

También pueden quebrar por mala administración del dinero o malas decisiones política económicas de sus gobernantes o hasta desastres naturales como terremotos, inundaciones, tornados, etc.

En USA se conocen algunos casos como el museo de arte metropolitano de Fresno-California en el 2010, lo cual se atribuyo a gastos excesivos en su renovación y a una caída de las donaciones.

 2.1 2.2

 Otros museos y/o institutos de arte, en estados como Detroit, han caído en bancarrota y pueden desaparecer.

2

Sin embargo la mayoría de ellos persisten si la combinación local, donante y publico se mantiene en acciones de apoyo positivo hacia los mismos.

Por ejemplo, hay un pequeño museo en New York que fue usado hasta 1917, como corte y prisión de los reos de aquellos tiempos.

3

Dicho lugar se mantiene abierto al publico y es un testimonio objetivo de la vida de la ciudad en el siglo XX.

 4

También hay museos sobre la historia de las computadoras, como el de California donde se aprecia como eran y funcionaban las primeras computadoras. Incluso apreciamos -abajo- como algunos coleccionistas compran algunas de estas antiguas PC a precios altos.

 5.1 5 6.1

Los museos que tratan sobre lo ocurrida en las ultimas guerras mundiales siempre son interesantes, llenas de coloridos, vehículos o artefactos militares diversos. Los escolares tienen una buena fuente de información histórica.

 6

 Asimismo para los estudiantes universitarios o técnicos pueden asistir a exhibiciones de barcos, submarinos, etc. Los cuales pueden revisar interior y exteriormente.

 7 8 9

Otro tipo de museos que dan mucha información sobre algún hecho o tiempo histórico son las fotografías como vemos abajo:

 10

También las exhibiciones con maquetas (ver abajo) son interesantes y didácticas para todos. Por supuesto que los estudiantes de arquitectura o ingeniería pueden usarlo como modelos didácticos o inspiración al hacer o diseñar sus proyectos.

 11.1

El arte, la pintura, escultura o exposiciones artísticas diversas siempre tienen acogida en un publico que valora la cultura, el conocimiento real o histórico.

 11 12

 Ojala mas personas entiendan esto y le dediquen un tiempo para visitar museos o exposiciones artísticas  lo cual no solo le servirá para obtener un buen nivel cultural o histórico  sino para motivar a los hijos a estudiar estos temas que lo acerquen a la verdad histórica o cultural de su país o el mundo.

 13

Hasta siempre

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Pintura de Zeng Fanzhi se vendió por $23.3 millones

Una pintura de Zeng Fanzhi se vendió por 23.3 millones dólares USA en una subasta de Sotheby  la noche del sábado en Hong Kong , estableciendo un nuevo precio récord para una obra de un artista contemporáneo asiático.

La pintura de Zeng Fanzhi es titulado ‘ La última cena ‘ y se inspira en el mural de Leonardo da Vinci del siglo 15 con el mismo nombre.

1374161_10151977086703128_1559174826_n

La gran pintura – casi 13 metros de ancho – se vendió después de una guerra de ofertas que duró más de 10 minutos entre dos compradores en el teléfono. Una multitud de 600 personas en una sala llena en el centro de convencion y exhibicion en Hong Kong  aplaudió varias veces ya que los precios aumentaron lentamente hasta el resultado final.

El ganador de la subasta no fue identificado por la empresa.

La obra que se vendio por los coleccionistas suizo Guy y Mariam Ullens , batió el récord asiático contemporáneo anterior establecido por la artista japonés Takashi Murakami con una escultura de nombre  “My Lonesome Cowboy “. Esa escultura  se vendió por  $15.100.000 dólares en una subasta de Sotheby en 2008.

Sotheby ‘s  es una casa de subastas dijo que vendió $ 1.3 billones en el arte contemporáneo del año pasado (2012) , frente a los $ 872 millones en 2010. 

” La última cena “, fue una de las 61 obras asiáticas modernas y contemporáneas de arte que se ofrecen en el 40  aniversario de la casa de subastas de operaciones en Asia. En total, 55 de las 61 pinturas y esculturas.

 

* Resumido y traducido de Jason Chow (WSJ), 6 Octubre 2013

 

Exposiciones diversas al 2012

De un conjunto de exposiciones diversas que pude ver el 2012 me parece que la siguiente recopilación de fotos y vídeos me queda de muestra y  recuerdo. Aunque reconozco  que hay muchos mas que no pude ver o publicar aquí.

En las primeras 4 fotos (abajo) vemos que el tema de la mujer, sus vestidos, adornos, apariencia sexy o desnudez ha  logrado gran publicidad en estos tiempos.

1 2 3 4

Abajo vemos a Lara Kurtz (33) puede que no la quieran publicar en traje de baño en la revista “Sports Illustrated”; sin embargo en sus adornos si llama la atención a un publico femenino que gusta de usar o vestir estos adornos. También vemos la foto de una mujer aficionada, con los brazos cruzados, a la cerámica domestica…

5 6

Diseñadores  y artesanos de cosas originales o exclusivas siempre tienen una oportunidad en lugares como el mercado “Astoria” de New York. En la foto de abajo vemos a Marijana Sprajc. También vemos un par de fotos periodísticas las cuales muestran exposiciones singulares en New York. 

7 8

9

Abajo vemos a la serpiente del arco iris (“Rainbow Serpent”), mostrada en una exposición en Alemania. Fue hecha de cilindros de gasolina y reflejan a una serpiente comiéndose ella misma. Se le considera  un símbolo de suerte.

10

Abajo vemos una curiosa exposición  donde un niño disfruta en ver a un robot dentro de un ambiente que le llamo la atención.

11

A continuación un par de fotos que muestran como las piernas o los cuerpos sin cabeza  pueden ser obras artísticas. 

12 13

Finalmente vemos adornos con rostros humanos.

14

Hasta siempre.

CTsT

Arte urbano o clásico en Rusia

El Arte Clásico es muy rico y variado en la cultura rusa como podemos apreciar en varias fotos abajo; sin embargo existe otro tipo de arte mas moderno, el cual se le conoce como arte urbano o callejero el cual podemos verlo y apreciarlo en las ultimas fotos presentadas en este articulo, donde se usa como cuadros gigantes a edificios abandonados. Lo mismo comparto un vídeo de Youtube sobre este tipo de arte actual.

Dentro del arte ruso “popular” y conocido a nivel mundial tenemos a las gigantes y simpáticas matrioskas:

1 2

Aunque todavía mucha gente cree que el arte solo es la pintura; sin embargo el arte abarca mas especialidades como la escultura, música y artesanía en ilimitadas formas que tienen relacion directa a la imaginación humana.

3 4 5 6 7

A continuación vemos 5 obras de arte ruso clásico que pertenecen a la colección de Rostropovich-Vishnevskaya:

11

Karl Bryullov: Retrato de Aurora Demidova.

12

Gabinete en esmalte y cobre que data de finales de 1700.

 

13

Una pintura de Vladimir Borovikovsky (arriba y abajo).

 14 

 

Abajo vemos un tablero de ajedrez hecho de mármol y mosaicos que datan del siglo XIX.

 15

  

Al arte urbano también se le conoce como “El arte callejero” (ver fotos mas abajo) y a continuación veamos el siguiente vídeo de un pintor ruso:

21 22 23 24

Hasta siempre

CTsT

Ai Weiwei revive lo que china olvida

Ai Weiwei es un original artista chino, quien, ademas, es un disidente político el cual trata de mostrar en sus obras las contradicciones de los políticos chinos como pueden ser una sociedad de economía moderna; pero no le dan una libertad a su población para acceder el Internet o a los medios independientes internacionales.

Por otro lado, la originalidad de Ai Weiwei es que usa su arte para mostrar su mensaje al mundo actual. A continuación veamos algunas de sus obras y fotos las cuales fueron vistas el 2012 en su exposición que realizo en el museo Hirshhorn en Washington (USA).

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Hasta siempre.

CTsT.

Para mayor información revisa este enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/Ai_Weiwei

“El arte actual es decepcionante”

Pintor dijo no estar interesado en el arte contemporáneo y dio como ejemplo las obras del célebre Andy Warhol, que según su percepción no son de valor

szyszlo

El artista plástico Fernando de Szyszlo calificó de “decepcionante” el arte actual. En entrevista con la Agencia Andina, el pintor, que viene presentando una muestra con obra inédita, dijo no estar interesado en el arte contemporáneo por poseer “conceptos que no tienen nada que ver con la pintura”.

Dio como ejemplo los cuadros de Andy Warhol, que alcanzan grandes cotizaciones pero que no son, en su opinión, valiosos.

“Cuando uno mira el arte fríamente, esos retratos de Marilyn Monroe o Mao Tse Tung de Andy Warhol no se explica cómo hay gente que puede pagar cuatro millones de dólares”, mencionó.

Fernando de Szyszlo

De acuerdo a su análisis, el público que compra este tipo de arte se siente entendido en la materia por adquirir piezas que sus amigos no comprenden y que les va a chocar.

“No hay que olvidarse que el urinario de Duchamp se expuso en 1917, hace casi cien años. Ahora ya a nadie le choca”, mencionó el artista.

El artista aseguró que cada vez hay más personas que se están dando cuenta de la pérdida de“profundidad y sentido, de significado” de las nuevas propuestas.

Indicó que autores como su amigo Mario Vargas Llosa en su libro La civilización del espectáculo o los textos del recientemente fallecido crítico de arte Robert Hughes comparten esta visión suya sobre el estado actual.

NADA TIENE PESO
Ante la pregunta de si el arte actual depende más del marketing que de otro aspecto, indicó que “es peor que eso”.

“El arte que se produce ahora, se ha perdido profundidad. Se ha vuelto todo light. La novela, la pintura. Nada tiene peso. Eso se ha extendido a la vida humana. El amor ni el sexo tiene peso. Ahora el sexo es una gimnasia”, precisó.

En opinión de Fernando de Szyszlo es una mala época para el arte y la civilización. Sin embargo, recuerda que periodos así ya se han vivido con anterioridad.

“El siglo XVIII es uno muy malo. Hay grandes pintores. Pero cuando uno ve a Boucher y a esos pintores de la corte de los Luises, son unos artistas insoportables. El único que ha sobrevivido es Antoine Watteau “, sentenció el artista.

* “El Comercio”, 9 Diciembre del 2012