Reflexiones fotográficas Turísticas 11 (Europa, Eurasiática, Mongolia)

Varias artículos exclusivos ,sobre temas turísticos, publicados en diarios prestigiosos o revistas turísticas, me incentivaron comentarios o reflexiones , las cuales en su momento no pude publicar; pero ahora si quiero almacenar y compartir aquí. Ademas, este Blog me permite limitar mi archivo físico o almacenarlo en lugares como este blog, HD o memorias portátiles.

Alemania

El castillo de NEUSCHWANSTEIN ,en Alemania, sirvio a Walt Disney en la historia de Cinderella. Antes pensaba que era una maqueta hecha para hacer alguna película; pero aquí podemos comprobar que es real y tiene una historia que podemos ver en el primer enlace adicional (1)

11castillo-de-neuschwanstein1castillo-neuschwanstein-21Neuschwanstein_castle

 

España

La ciudad medieval de Toledo, a 30 minutos de Madrid, es un testimonio vivo de la historia antigua en Europa. Toledo es considerada la ciudad mas santa en España, segun la Fe católica. (2)

2 3

 

Portugal

 El par de fotos, abajo, son de la ciudad de Algarve en Portugal. El reportaje completo, donde se ven precios de comida, alojamiento, entrada a museos se puede observar en el siguiente enlace: (3)  

5 6

 

Holanda

Amsterdam , la capital de Holanda, tiene una cultura e historia que se puede apreciar en sus museos y su paisaje singular lo podemos ver en algunas fotos periodísticas (abajo). Asimismo la ventaja de tener un territorio pequeño el uso de biciletas les permite ahorrar gasolina de sus autor, disminuir la contaminación ambiental y mantenerse en buena forma fisica al usar sus bicicletas con frecuencia. Por supuesto que esto es posible; pues la mayoría de las personas mantienen una actitud de respeto a los demás usuarios de este transporte y las autoridades mantienen un nivel de seguridad aceptable. (4)

7 8 9 10

 

Inglaterra (Reino Unido)

 Abajo vemos los lados turísticos no muy bonito de algunas ciudades como en Londres, donde vemos el lado sur del rio Thames.

11

 

Rusia

 Abajo vemos otra vista turísticos no muy bonitos. En este caso es Sochi-Rusia, cuando se terminaban los preparativos para las olimpiadas del 2013.

12 Sochi-Rusia

Vista panorámica de San Petersburgo desde el aire (5)

Esta vista de la ciudad de San Petersburgo (Rusia) es espectacular y se le considera como la mejor ciudad turística en Rusia por su infraestructura y facilidades que tienen los turistas extranjeros.

13 San Petesburgo

 

Ucrania

Kiev es la capital de Ucrania y hasta fines del 2013 era una ciudad vecina y familiar con Rusia. Actualmente están en “guerra interna” y se han formado dos bandos. Los que quieren ser amigos y familiares de los rusos. Y el otro bando mas numeroso y que tiene el poder actual, que desea alejarse de Rusia y unirse a la europa occidental.Abajo podemos ver un reportaje sobre la ciudad de Lviv (6)

15 Kiev Ukraine

14  15

 

Mongolia

En tiempos antiguos fue una potencia militar, bajo el reinado de Atila, incluso esclavizo a los descendientes de los rusos de aquellos tiempos. Este reportaje del NYT (4 agosto 2013), me pareció muy interesante y para poder verlo completo ver abajo el enlace (7) Alli podemos leer los precios de alojamiento en la ciudad de Ulan Bator, cuartos desde 7 dolares la noche por una persona. Lo mismo precios de otros hoteles mas caros, restaurantes y centros de entretenimiento. Entre otros datos o comentarios curiosos del reportero Josh Weil.

16 17

 

Croacia

 Países como Croacia, Serbia y otros que antes estaban integrados por un país llamado Yugoslavia, están relacionados a una guerra violenta de los balcanes, las cuales se muestran en algunas películas o documentales donde el salvajismo, fanatismo religioso o racial , necesito la intervención armada de la OTAN para detener masacres que se hicieron. (8)

Actualmente, parece que las nuevas generaciones prefieren la paz, armonía y prosperidad singular que pueden hacer en sus países como en el caso de Croacia y en este reportaje del NYT (25 Agosto 2013), donde se habla de los misterios de Istria (9)

18 19 20 21

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

 

Mayor información en los enlaces:

1) http://es.wikipedia.org/wiki/Neuschwanstein

2) http://www.nytimes.com/2012/12/23/travel/in-toledo-layers-of-spanish-history.html?pagewanted=all&_r=0

3) http://www.nytimes.com/2013/07/21/travel/the-other-algarve.html

4) http://www.nytimes.com/2013/09/29/travel/the-ghosts-of-amsterdam.html

5) http://es.rbth.com/multimedia/infographics/2013/07/29/vista_panoramica_de_san_petersburgo_desde_el_aire_30583.html

6) http://www.nytimes.com/2013/10/20/travel/lvivs-and-a-familys-stories-in-architecture.html

7) http://www.nytimes.com/2013/08/04/travel/in-mongolia-the-skyline-by-the-steppes.html

8) http://es.wikipedia.org/wiki/Croacia

9) http://www.nytimes.com/2013/08/25/travel/sipping-the-pleasures-of-istria.html?gwh=B81CAC3EE5E8B4C707B833F839B84753&gwt=pay

“Quiero morir porque amo la vida”

“Quiero morir porque amo la vida”. A sus 63 años, José Luis Sagüés, madrileño de ascendencia vasco-navarra, tuvo que enfrentarse al sistema para conseguir su objetivo: “Decidir cuándo me muero”. Al final lo consiguió con la ayuda de la asociación Derecho a Morir Dignamente(DMD).

1391881391_885310_08201300_fotograma_2

Esta ONG apreció en el hombre un estado de angustia y deterioro que consideró suficiente para sedarle, aunque ello tuviera como efecto secundario acortar su vida, algo que el servicio de cuidados paliativos que le atendía le negaba. Fue lo más que consiguió este luchador que tenía muy claro que no quería consumirse hasta el final. “Quiero despedirme con los míos, después de tomar un vino”. Según uno de los médicos que le atendieron al final, lo consiguió. “Fue como en la película de Las invasiones bárbaras, con toda la familia alrededor. Nos hicimos fotos y brindamos. Se despidió y luego le sedamos”, cuenta. La indignación ante la negativa del sistema a ofrecerle una salida (con la eutanasia prohibida, la única opción legal en España es una sedación terminal) le llevó a contar su historia a EL PAÍS.

Lo hizo el pasado 24 de enero. Su idea era esperar al 1 de febrero para solicitar el tratamiento definitivo. Pero no aguantó tanto. Un empeoramiento que sufrió el domingo 26 le hizo adelantar el proceso. Médicos de Derecho a Morir Dignamente, que certificaron su estado de “angustia física y psicológica”, le aplicaron el correspondiente tratamiento el lunes 27. Falleció al día siguiente.

Dos días antes de esa última crisis, en la cama de una luminosa habitación de la casita que Concha, su mujer —“a ella no le gusta, pero yo quiero que salga”, dice con picardía—, tiene en El Álamo, un pueblo a 40 kilómetros de Madrid, José Luis es un torbellino de ideas y citas. “No os creáis, me he tenido que meter de todo para aguantar esta entrevista. Hay veces que no puedo ni hablar”, casi se disculpa. La morfina y las anfetaminas le convierten en un conversador acelerado, y le provoca algún pequeño lapso que no enturbia su lucidez.

“Eso es lo que me pasa: cuando viene la médica de cuidados paliativos me dice que aguante, que todavía tengo la cabeza bien. Pero por eso mismo quiero irme ahora. No quiero esperar a consumirme, a perder la consciencia. Y ya me consumo, pero no les parece suficiente”, dice indignado. Fue —cuentan los médicos que le atendieron al final— lo mismo que le dijeron el lunes, después de la crisis del domingo por la noche en que llegó a caerse de la cama y que le llenó de inquietud por si perdía el control de la situación. “Ya ni pidió a los cuidados paliativos que le sedaran; sabía la respuesta”, dice el doctor que finalmente le atendió.

Profesor de Filología Alemana en la Universidad Complutense de Madrid, José Luis ha visto cómo, en el último año, ha tenido que aparcar su vida. “Como decía Cortázar, ‘ya no hay nada que hacer, el fósforo se apaga’. Pues a mí la cerilla ya me está quemando los dedos”, dice.

La firmeza solo se resquebraja en un par de ocasiones. Una, cuando asegura que la decisión de pedir una sedación paliativa solo la puede llevar a cabo gracias al apoyo de sus cinco hermanos, de sus sobrinos, de algunos amigos. Otra, cuando recuerda que, precisamente, a su hermana Regina, la pequeña, con 50 años, no le dieron esa oportunidad. “La torturaron. Estaba casada con un italiano de Berlusconi que se empeñó en que le hicieran de todo aun sabiendo que aquello no servía para nada”. Justo lo que José Luis no quería para él. Su muerte ha sido, seguro, también un intento de resarcirse del sufrimiento de su hermana.

“Me quiero morir porque amo la vida, porque estoy contento de estar vivo, y si a uno le encanta la vida tiene que saber morir, es parte del proceso. Y yo quiero hacerlo contento. No estoy desesperado, no tengo miedo. Se vive mucho mejor sin miedo. Pero ahora solo aguanto, no me extingo, porque me queda algo de fuerza biológica. Y no tiene sentido esperar a que esta desaparezca. No quiero llegar a esa situación. Bastante consumido estoy ya. No quiero que me ofusquen la morfina, ni [el obispo] Rouco Varela ni los paliativos”, dice convencido.

“Ateo, republicano y comunista”, José Luis también estuvo en la cárcel en el franquismo. “Era lo que tocaba. No me arrepiento”, cuenta. Estas convicciones han marcado su vida. “Como dice Feuerbach, de lo que se trata es de transformar el mundo. Y yo estoy satisfecho”.

En el torbellino de su mente, la última frase tiene varias lecturas. Puede ser por el éxito de hace menos de tres meses, justo antes de su último ingreso hospitalario, cuando montó una dramatización sobre un poeta alemán en el Instituto Goethe. O por la tranquilidad de que ha hecho todo lo posible para llegar al final “con todo el bagaje”.

Y eso que no ha sido un año fácil. “Empecé a sentirme mal a finales de 2012. Me ahogaba. Pero estábamos en San Sebastián, y cualquiera va a urgencias en vacaciones de Navidad. Por si era del corazón, hice una prueba: fui a un asador, y me tomé un buen chuletón, con su ensalada, sus pimientos, su vino. Si aquello no me sentaba mal, es que no era del corazón”. No lo fue, dice, y parece relamerse aún del gusto de aquella comida de buen vividor —“no como ahora, que con la morfina tengo la boca acartonada y nada me sabe a nada—”.

Volvió a Madrid conduciendo desde San Sebastián, y fue derecho a urgencias. “Poco a poco, prueba tras prueba, veía claro que lo que tenía era un cáncer. Pero había que saber cuál”. Al final, hubo un diagnóstico: “Un adenocarcinoma de pulmón de cuarto grado con el mediastino [la cavidad donde está el corazón] afectado. Me dieron un año de vida, justo lo que he vivido. Es un cáncer genético, porque yo no he fumado en mi vida y he sido muy deportista. De fútbol no, pero he hecho mucha bici y piragüismo”.

No se rindió. Eso no va con él. El relato se enmaraña a veces por efecto de la medicación y las ganas que tiene de dejar claro el mensaje, pero la narración muestra la lucha simultánea a los preparativos para el final. “En marzo me casé con Concha. Debió de ser el 20 o el 21 de marzo”, afirma con un despiste sintomático. Porque después de años de convivencia, esa fecha no era la importante para él. Lo que cuenta es que “así a ella le puede quedar mejor pensión”, y que, aprovechando el cumpleaños de su madre, lo celebraron el 14 de abril, día de la proclamación de la República. “Es una tradición que tenemos”. “Llegué hecho una máscara de pus. Es uno de los efectos de la medicación que estaba tomando”.

Se ríe al recordar el momento en que empezó el primero de los tratamientos. “Me dijeron que tenía que tomarme la pastilla a las ocho de la mañana, así que ese día me puse el despertador, me alcé, puse el himno de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y ahí, con el puño en alto, me la tomé”. Aquel ataque de heroicidad no va con él. “Al día siguiente, me di cuenta de que aquello había sido, más bien, un ataque de estulticia. Así que me levante, cogí la pastilla, pero no me la tomé con la Internacional. Puse a Krahe versionando a Brassens. Ahí estaba yo, ‘como un gilipollas, madre”, tararea y ríe a la vez.

A los tres meses, los chequeos demostraron que aquel tratamiento no funcionaba. Todavía probó otro. “Pero tuve todos los efectos adversos posibles”, dice. Ahí se desata su indignación. “Le dije a los médicos que lo dejáramos, que aquello no servía para nada. Pero ellos se empeñaron en que siguiera más, que era el protocolo. ¡Y qué cojones me importa a mí el protocolo, si me iba a morir! Eso es lo malo de los médicos. No tienen una visión holística, del conjunto de la persona. Saben mucho de lo suyo, pero estos médicos jóvenes, tan eficaces, ni te miran a la cara. No se atreven a decidir. La Ilustración no ha llegado a la medicina. Se agarran al juramento hipocrático, cuando ese señor murió hace miles de años, pero no han leído a Kant. O sí, pero no se han enterado. Y yo les digo como el filósofo: ¡Sapere aude!, ¡atrévete a saber! Que piensen con su cabeza”.

No quiere, sin embargo, cargar las tintas con los profesionales. “Las enfermeras han sido todas magníficas. Son la columna vertebral del sistema. Y conste que con los médicos me llevé muy bien. Siempre fueron claros. Se ve que sabían que trataban con alguien preparado para aceptar lo que fuera. El problema es del sistema, que no les permite pensar. Me voy degradando de tal manera que ya ni siquiera alcanzo a levantarme. No puedo llegar ni al pico de la mesa. Y las médicas de paliativos aún me dicen que tengo que luchar más, que todavía estoy bien de la cabeza. Pero lo que yo quiero es decidir, es un derecho. Uno tiene que decidir cuándo va a morirse porque es un derecho que vamos a ganar. Y hay que hacerlo con una sonrisa”.

Por si alguien duda lo del deterioro, muestra sus piernas enflaquecidas. Unos ligeros puntitos amoratados señalan dónde tuvo las erupciones. “Con estas no hay quien ligue”, bromea al bajarse el pantalón. Pero lo que llama más la atención son dos agujas, clavadas una en cada muslo. “Al estar en las piernas, yo decido cuándo me inyecto, aunque a veces no puedo. La medicación me ha dejado las manos sin fuerzas. Todo se me cae, y alguna noche he tenido que cargar la jeringuilla ayudándome con la boca”, dice a la vez que representa el esfuerzo.

Como para corroborar lo que dice de su falta de fuerza, de su torpeza sobrevenida, el ordenador se le resiste. “No tengo sensibilidad en los dedos, pero aún lo manejo con los meñiques”. Parece mentira que hace poco más de medio año fuera capaz de coger el kayak y salir al mar en San Sebastián. “Quería ver el Peine de los Vientos desde el agua, y al final me hice todo el recorrido de la Bandera de la Concha, la famosa regata. Disfruté como un grajo”.

Algo así sería impensable ahora. “En los últimos meses, cuando tengo fuerzas, me conecto al portátil y le mando cartas a los diputados para que regulen la eutanasia y la muerte digna. Pero ninguno me contesta. Ni los del PP ni los demás. La izquierda, empezando por el PSOE, ha abandonado el asunto. Lo llevó Zapatero en sus primeras elecciones, y no lo han vuelto a tratar. Y esto es un derecho humano, no es de derechas o izquierdas, es algo transversal”, se queja.

“Menos mal que hace ya muchos meses nos hicimos toda la familia de DMD”. Adquiere un tono profesoral cuando habla de esta asociación. “Tienen todo mi reconocimiento por luchar por lo que luchan. Frente a ministros como el de Interior, que fían en santa Teresa para arreglar los problemas”, ironiza sobre la reciente apelación a la santa de Jorge Fernández Díaz para que ayude a España en estos “tiempos recios”. “Ellos trabajan por la gente, por los derechos de todos”, dice. “Y todavía hay gente, como el exportavoz de Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, que llamaba nazi a [Luis] Montes”, médico de la asociación que fue juzgado —y absuelto— por el caso de las sedaciones de Leganés. “Me dan ganas de ponerme bueno solo para coger un palo e ir a verle”, dice indignado.

La mención a los políticos le lleva otra vez al objetivo de esta entrevista. “Espero gestionar bien el tiempo que me queda. Muchas cosas no puedo hacer, pero sí hablar con los míos y hacer manitas. No tengo miedo. Y cuando llegue el momento, reuniré a la familia y tomaremos un vino antes de que me seden. Yo quiero decidir. Basta de tutelas. ¿Por qué hay quien se cree con el derecho a salvarte si tú no quieres que te salven?”.

Por fin, el ordenador responde al torpe manejo. “Ya les he dicho lo que quiero cuando me vaya. Primero habrá que dejar pasar un tiempo, hasta que se supere el duelo. Y luego, el 14 de abril, me gustaría que vayamos al mismo bar donde celebramos la boda y hagamos una fiesta. Yo les pediría que canten la Internacional, por lo menos la primera estrofa, que es la única que se saben todos”, dice hablando en primera persona. “Que haya discursos los justos. Yo ya me habré despedido”.

Lo dice mientras muestra el fichero que acaba de abrir en su ordenador. Si todo sale como José Luis ha planificado, todos sus allegados ya habrán recibido su último mensaje: “Hasta siempre, y no os olvidéis de sonreír. Gracias y un abrazo”.

“Estas cosas, mejor hacerlas cortas, ¿no?”.

 

*Emilio de Benito, Madrid, 9 feb. 2014

******************************************

Lucha por la muerte digna

  • Ramón Sampedro. Este gallego, tetrapléjico desde los 25 años, fue la primera cara de la lucha por la muerte digna en España. Llevó su caso a los tribunales para que le ayudaran a morir, pero no lo consiguió. Se suicidó con cianuro en 1998. Dado que para quitarse la vida necesitó la cooperación de otras personas, su entorno fue investigado y una amiga, Ramona Maneiro, acusada, pero resultó absuelta. La cooperación necesaria para el suicidio está penada en España, aunque si el que pide ayuda para quitarse la vida sufre una enfermedad terminal se considera una eximente parcial.
  • Madeleine Z. Esta mujer de 69 años sufría una enfermedad que la iba paralizando progresivamente. Se suicidó en 2007 ingiriendo una combinación de fármacos que le habían recomendado unos médicos. El suicidio médicamente asistido implica que el afectado tome voluntariamente los fármacos que le prescribe un facultativo, y, en Europa, solo está permitido en Suiza. Hubo una investigación que no acusó a nadie.
  • Pedro Martínez. Este joven murió en 2011 después de recibir una sedación terminal. Sufría esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y, ante su progresiva asfixia y sufrimiento, recibió unos calmantes que, como efecto secundario, le produjeron la muerte. Esta práctica, la sedación terminal, está aceptada médicamente y es legal. Es a la que ha recurrido formalmente José Luis Sagüés.
  • Inmaculada Echevarría. La mujer consiguió en 2007 que le retiraran la respiración asistida que la mantenía con vida. La cesación del esfuerzo terapéutico a voluntad del paciente también es legal y se considera una buena práctica médica.
  • Eutanasia. Consiste en suministrar fármacos a un paciente terminal con el fin de acabar con su vida. En Europa solo es legal en Holanda, Bélgica y Luxemburgo, y, en el mundo, en algunos Estados de EE UU y Australia.

El ‘body sushi’ desata la polémica en España

La intención de un restaurante de Vila-real (Castellón) de organizar para el mes de marzo una sesión de body sushi, una práctica gastronómica que consiste en comer sushi servido sobre cuerpos desnudos, ha levantado tal polémica en la ciudad que ha obligado al promotor, Carlos Sales, a anularlo y a buscar asesoramiento legal. Su propósito, ha asegurado este martes, no era otro que organizar un evento temático más de los que acoge su local para “superar la crisis”. El restaurante daba la opción a los clientes de elegir si querían como mesael cuerpo de un hombre o de una mujer, pero la iniciativa y la cobertura mediática han provocado todo un aluvión de quejas.

La cancelación de una sesión de ‘sushi corporal’ en Castellón reabre la polémica sobre el trato vejatorio de la mujer

La Consejería de Bienestar Social asegura que ha recibido unas 130 quejas remitidas desde el Observatorio de Publicidad No Sexista de la Generalitat contra el evento. A raíz de ello, ha remitido una carta al restaurante de Vila-real para “informarle de las quejas y recomendarle el cese del espectáculo”.

La concejal del área de la mujer en Vila-real, Mónica Álvaro, admite que la idea es un tanto “descabellada”, pero que el restaurante “daba la opción al cliente para elegir a la persona que sirve de mesa”. “Me parece degradante tanto para una mujer como para un hombre, pero no es algo que afecte exclusivamente al sexo femenino y, al ser una iniciativa privada, no podemos hacer nada”, ha apuntado.

1358252306_219773_1358252631_noticia_normal

Sin embargo, hay partidos políticos que sí ven sexista el evento y así lo han denunciado. La diputada de Esquerra Unida en las Cortes, Marina Albiol, ha remitido una queja al Observatorio de Publicidad no Sexista valenciano y al Observatorio de la Imagen de las Mujeres, de carácter estatal.

A ambos organismos ha trasladado que la iniciativa “podría tener un carácter sexista, ya que esta forma de servir el sushi en el cuerpo de mujeres las convierte en un mero objeto de consumo sexual”. Pero también alerta sobre el tratamiento informativo. “La forma en que se recoge dicha iniciativa en la sección de ocio y cultura del telediario de un medio de titularidad pública, frivoliza e intenta normalizar su contenido sexista”, recoge el escrito. Por todo ello, EU reclama una investigación y que se paralice la actividad “si es pertinente”, así la retirada del reportaje en la televisión pública valenciana.

No ha hecho falta porque el restaurante ha anunciado este martes que renuncia al body sushi. Carlos Sales admite que todas estas denuncias y el revuelo han influido en la decisión.

 

*Lorena ortega, 15 enero 2013

Bailes o Música Típica 11 (Colombia, México y España)

En esta sección veremos algunos grupos de diferentes países o etnias que se han presentado en USA el 2012. En esta oportunidad veremos algunos Bailes o músicos de Colombia, México y Espana.

Empecemos con el Ballet Folklorico de Antioquia:

1 4nLRwg_croper_ru 32986-wppt_main_63192366

antioquia Antioquía ballet_folklorico_718_400_80_s_c1 ballet-folclorico-antioquia-640x280-04032012 BalletFolk3psd ballet-folklorico-antioquia-640x280-24072012

Ballet-Folklorico-de-Antioquia-Comparsa Ballet-Folklorico-de-Antioquia-Pasillo-Voliao

Ahora veamos a un grupo de estudiantes que han formado una banda como mariachis y que a continuación observamos y escuchamos:

3 MariachiHigh MariachiHigh_2_tx700 r-MARIACHI-HIGH-large570

Finalmente veamos este espectáculo de baile flamenco presentado en New York en setiembre 2012:

1

2 3  5

large_ZMNF992

09noch.span

Hasta siempre.

CTsT

Comida que no deberías guardar en la nevera

Una de las grandes obsesiones de nuestro tiempo es la de meter todos los alimentos en la nevera. Nos da igual que sea necesario o no, o que algunos de ellos degeneren en términos de sabor al someterlos al frío: por si las moscas, los mandamos todos a Siberia como si fuésemos Stalin en plena purga soviética.


No había caído en este fenómeno hasta que un avezado lector del blog, Vicent Pla, me advirtió de ello. Este buen hombre me envió un mail contándome la “guerra contra el todo a la nevera” que mantenía con su familia. “Víctimas del ‘cuanto más, mejor’, guardan hasta las aceitunas en el frigorífico. Y este fin de semana me enteré de que un amiga mete allí hasta el arroz. El arroz sin cocinar, en el paquete”.


En ese momento vi claro que aquí había una tendencia. Había observado aberraciones similares en casas de familiares y amigos. E incluso en la mía: yo mismo me he abandonado muchas veces al vicio frigorífico por pura pereza mental. ¿Que no sé cómo conservar esto que he comprado? Pues a la nevera, que sirve para todo.


Lo cierto es que hay actos de neverismo que podrían considerarse criminales desde un punto de vista gastronómico. El ejemplo más claro es el del tomate. El frío daña las membranas interiores del fruto y convierte su pulpa en una pasta insípida y pastosa. Mejor tenerlos a temperatura ambiente, y en caso de haber cometido el error de meterlos en la nevera, dejarlos un día fuera antes de comerlos, que algo de sabor recuperan. Todo esto no lo digo yo, sino un sabio científico de la comida como Harold McGee.


Aunque no sufren tanto como el tomate, en general los frutos veraniegos (melocotones, melones, nectarinas, berenjenas, calabacines, pimientos) no llevan demasiado bien lo de vivir un súbito invierno en el refrigerador, y palman en sabor y textura a menos de 10 grados. Siempre que sean piezas enteras y en buen estado, yo intento tenerlos fuera de la nevera. Si se puede, lo mejor es comprar en cantidades no muy grandes para que no se pierdan, tratando de huir de la cultura de la megacompra mensual en el hipermercado. ¿Dónde nació ese modelo? En Estados Unidos. ¿Y cómo son allí las neveras? Monstruosamente grandes.


Otras frutas a la que no les gusta nada el frío son las de origen tropical. El aguacate, por ejemplo: la mejor forma para acabar comiéndote un pedrusco de color verde es metiéndolo en la nevera cuando aún está duro. Mejor dejarlo en un lugar oscuro y fresco. Ídem con la piña o el plátano: según McGee, las bajas temperaturas anulan las enzimas que les permiten madurar. Entonces otras enzimas comienzan a actuar con más fuerza: unas causan daños celulares (ergo textura pastosa) mientras que, en el caso de la banana, otras ennegrecen la piel.


Hay hortalizas que se pueden y se deben almacenar fuera de la nevera, como las patatas, las cebollas o los ajos. En la nevera, los almidones de la patata se convierten en azúcar por el frío, por lo que su sabor cambia. El truco es tenerlas siempre a oscuras: para ellas y para las cebollas y los ajos, yo uso unas bolsas opacas de tela que se cuelgan de la pared. Son baratas y de verdad que funcionan.


Un error muy frecuente es el de meter el pan o la bollería en la nevera. Al contrario de lo que parece, envejecen más rápido allí que en una panera sobre la encimera de la cocina. Si se quieren conservar más de un par de días, lo mejor es congelar en rebanadas o trozos pequeños e ir descongelando en el tostador o a temperatura ambiente. Los quesos secos tampoco hay por qué meterlos en la nevera si se consumen con cierta rapidez y se dispone de un lugar fresco en casa donde se puedan guardar envueltos en papel. De hecho, comerse un queso de este tipo recién salido del frío es un asesinato gastronómico similar al del tomate.


El chocolate es otra víctima habitual del neverismo. Salvo que contenga un relleno lácteo o haga mucho calor, no hay ninguna necesidad de meterlo en el frigorífico. Si pones allí unos bombones o una tableta de chocolate abierto, verás que le sale una especie de capa blanquecina: una muestra de que su textura y sabor han resultado alterados. Algo parecido le ocurre al café, para el que algunos expertos desaconsejan por completo el paso por la nevera. Y si quieres que el jamón ibérico en el que te has gastado un pastizal se transforme en el más vulgar de los serranos, no lo dudes: al frigo con él.


Meter cereales, legumbres, frutos secos, conservas (salvo las semiconservas de anchoas, que sí requieren frío), pasta, harina o azúcar en la nevera forma parte ya de otro capítulo: el del disparate. No hay ninguna necesidad de hacerlo, salvo que nos hayamos vuelto definitivamente locos como sospecho le ha ocurrido a la amiga de Vicente.

Por: Mikel López Iturriaga |El País, 29 de febrero de 2012

*********************************************************************************************************************

Algunos comentarios:

La pérdida de calor está dada por los siguientes parámetros: superficie de las paredes del claustro frio, diferencia de temperaturas entre dentro y fuera y por el coeficiente de transmision de calor de las paredes de la nevera así como el espesor de estas; y solo estos parámetros. En especial no tiene importancia alguna el calor específico de los cuerpos en el interor. Pierde por tanto tanto calor por segundo una nevera llena como una vacía.

De acuerdo con casi todo. Pero como anécdota, si vives en los trópicos y hablo de paises subdesarrollados, donde yo paso regularmente los inviernos: mete azucar, harina y, y, y…en la nevera. No necesitan el frio para su conservacion, pero sí necesitas frio para evitar que los huevos de insectos se dearrollen. En Europa, en la zona en que vivo, hay bosques de castaños. Recojo sus deliciosos frutos y si no los guardo en el refrigerador o surcongelados: más de lo mismo: se comen las larvas antes las castañas que tú.

Me ha encantado,… Me regocijan estas entradas del Comidista. Estoy completamente de acuerdo excepto en un caso: si vives en un lugar de temperaturas altas. Yo viví en el norte de Africa por un tiempo, y la única forma de no tirar comida casi todos los días era llenando la nevera (sobre todo porque por mi horario de trabajo no podía hacer la compra todos los días). Estoy completamente de acuerdo contigo en que muchos alimentos perdían sus propiedades, pero no se me ocurría otra forma… ¿Sabes de algún consejo para esos casos sin que tengas que hacer la compra todos los días para evitar que la comida se pase? Gente que viva en sitios muy cálidos te lo agradecerá. Un saludo!

Acabo de sacar mis tomates y pimientos de la nevera. Estuve a punto de sacar los huevos, pero son organicos y la caja dice que tengo que mantenerlos refrigerados pero que para un sabor optimo hay que sacarlos de la nevera media hora antes de consumirlos. Buen articulo!

Yo soy farmacéutica, y me sorprende, la cantidad de persona q llevandose a casa un jarabe q yo no he sacado de la nevera, una vez abierto lo conservan ahí, cuando los medicamentos, salvo q lo indique en la caja, con el simbolo de nieve, nunca se deben guardar en frio, pierden propiedades…..es algo q no entiendo, pero q esta super extendido.

obsolescencia programada… Dejadme que os cuente una historia sobre mi experiencia con la nevera:Yo tenía un frigo GE “formato europeo” que me vendieron como la panacea universal. A los escasos 10 años de vida (hace 1 año), de repente comienzó a no enfriar… Llamé al técnico y directamente me dijo: “Tírela y compre otra, que si el motor funciona y es una fuga de gas, el gasto de encontrar la fuga y recargarlo iguala al de comprar uno nuevo…” 

Me preguntaba que tal vez seria unoa opción válida contemplar estas temperaturas como hacen en las cocinas de los restaurantes…¿Podríamos patentar un semifrigo de estas características e incorporarlo a los frigos?… Algo así como en vez de 2 puertas, un frigo de 3 puertas…

Para la fruta y verdura la clave es que comprar y donde comprar. Yo particularmente aprovecho que en Canarias se pueden sacar cosechas tanto en verano como en invierno para evitar comer cosas que no estén en temporada. Busco a ser posible fruta y verdura local, simplemente por que me parece absurdo por ejemplo comprar una naranja que viene de 3000 km y por barco y en cámaras frigoríficas donde esperan para su distribución que comprar una naranja que está cultivada a menos de 15 km. Si compramos productos que no hayan pasado por cámaras podemos alargar su conservación y evitar problemas. Por ejemplo el caso de las nectarinas y melocotones es de lo más grave. Me indigna ver los precios de estos productos aquí viendo la escasa calidad de los mismos.

Yo particularmente solo tengo problemas con un par de productos, como pueden ser algunos embutidos y los quesos, ya que la humedad hace que les salga moho muy rápido. Por eso particularmente en Canarias aunque tengamos algunos embutidos es imposible curar jamones o lomos como pueden hacer en muchas zonas penínsulares. Aquí simplemente se pudren, si simplemente se deja al ambiente.

La regla más fácil a seguir es la de los supermercados. Para ellos conservar productos frescos es su negocio y no van a tirar dinero metiendo alimentos en neveras si no es necesario. Si en el super no lo encuentras en una nevera, entonces no hace falta que lo esté en tu casa.

La guerra con mi familia es con el congelador: compran carne fresca y la congelan directamente para comerla otro día. Luego no respetan el ciclo de descongelación y una carne buena sabe a mierda. Y lo peor es que estoy en paro, con demasiado “tiempo libre” tras las búsquedas de empleo del día y me puedo acercar en cualquier momento a comprar comida fresca.
Yo tengo una guerra continua con mi mujer para que no guarde el chocolate en el frigo. Otra cosa, el razonamiento de victor acerca del menor consumo lleno es erróneo. Si los alimentos tienen mayor calor específico también es más difícil enfriarlos. El consumo sólo depende del aislamiento y de la diferencia de temperatura con el exterior, te lo dice un profe de Termodinámica y Termotecnia

Para cuando compras la fruta/verdura en los grandes almacenes, ya ha pasado varios días en cámaras frigorífcas. De hecho, si no la metes en la nevera se te pudre en 2 días.

He leído que te has sorprendido de que se meta el arroz en el frigorifico. Esto tiene una explicación, y es que cuando está envasado no hay demasiado problema y hay que respetar las fechas de caducidad, (aún así se enmohecen o se pican por insectos), pero el paquete una vez abierto, pierde protección al que le afectan un montón de insectos, y como cereal, pierde muchas de sus cualidades. Lo mismo le ocurre al café una vez abierto de su envasado al vacío, la presión que genera el frío del frigorifico, hace que no pierda ni su aroma ni sus cualidades, mientras que si lo mantenemos en la despensa, en un hogar donde una o como mucho dos personas las que beban café, un paquete pude durar más de una semana, y en ese periodo de tiempo este, ya ha perdido todo su aroma.Para todos los demás productos, estoy totalmente de acuerdo y no soy partidario de introducir en el frigorífico ni legumbres, chocolates, cebollas, patatas y demás.

 

Y porque no escribe alguien sobre los tiempos de conservación….Tengo algunos familiares que si algo cocinado esta en la nevera dura muchooooooo. Le tengo que recordar ¡La nevera no hace milagros!

La cocina es un arte elitista o popular?

Me parece bien que la gastronomía actual se considere un arte; pero espero que no termine igual que las otras obras de arte. Es decir, se vuelva un negocio tan caro o exclusivo para pocas personas; pues en dicho caso solo estaremos siendo testigos de fotos de comidas riquísimas, igual que bellos cuadros u obras de arte, pero que muy pocas personas pueden comer o comprar.

Por otro lado, si esto viene por el hecho de hacer de la cocina un arte por la calidad , en sabor, nutrición, profesionalismo y salud; entonces vale apoyar este proceso; pues estaría al alcance de las mayorías y sera beneficioso para los seres humanos, como se debe tratar de pensar en nuestro mundo actual , si somos solidarios con los mas pobres y buscamos la justicia y bienestar para todos.

Abajo comparto un par de artículos que consideran que “la cocina es un arte”, algo que hasta hace poco tiempo no se veía de esa forma. Al menos de manera tan globalizada o amplia.

Hasta siempre.

CTsT

****************************************************************************************************************************************************************

Madrid, 17 feb 2012 (EFE).- La Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO también tiene su expresión en la gastronomía, en las creaciones que los chefs Alfonso Sánchez, Hung Fai y Matías Fusi han elaborado inspirándose en Holanda, el país invitado a la feria, que ofrecerán en paralelo al evento en sus restaurantes.

Mejillones a la cerveza con patatas fritas, creación de Sánchez; “tartar” de vacuno holandés con salsa de queso Gouda y habitas, de Hai, y jardín de contrastes como propuesta final de Fusi conforman este menú en homenaje a Holanda que puede degustarse en los restaurantes madrileños Brookei, Pombo 18 y Fishka.

“Creo que la gastronomía está muy vinculada al arte, y que el 90% de las personas comemos con los ojos”, ha destacado a Efe Hai, nacido en Hong Kong pero afincado desde su infancia en España, donde ha saltado a la pequeña pantalla como presentador de un programa de cocina oriental en Canal Cocina.

Para el chef, la relación entre arte y gastronomía es cada vez más estrecha, porque “un cocinero puede jugar mucho con una misma materia y crear texturas muy diferentes igual que otros artistas”.

Hai define su “tartar” como “una re-interpretación de un guiso típico holandés” que con los colores de los alimentos busca crear “un contraste de colores y sabores”, para mostrar que “en la gastronomía un plato tiene también que entrar por los ojos”.

Además, con esta iniciativa paralela a ARCO el chef pretende “indagar más” en la cocina holandesa, un gastronomía que “no ha viajado mucho” y se desconoce fuera del país, ha asegurado.

El entrante de Alfonso Sánchez, “mosselen” en holandés, es considerado por su autor “como un ‘fish and chips’ a la holandesa”.

Para Sánchez “la cocina es un arte” que consiste en “indagar y crear conceptos en un plato, igual que un pintor lo puede hacer en un lienzo”.

“Además, como todos los artistas, los cocineros estamos un poco pirados”, ha bromeado.

El broche dulce corre a cargo de Matías Fusi, quien ha creado un jardín de contrastes a base de frutas del bosque.

*************************************************************************************************************************************************************

La cocina Peruana es un Arte

Con el lema, “Emprendimiento, creatividad y técnicas para el éxito”, se inició el VI Encuentro de profesionales en Gastronomía este miércoles 8 de noviembre en el auditorio del Colegio Andino, organizado por la Carrera de Gastronomía y Arte Culinario del Instituto Continental.
El evento dio inicio con las palabras de la Ing. Ángela Mendoza Castro quién resaltó la importancia de generar nuevas ideas y planes de negocio propio para contribuir con el desarrollo del país. La primera ponencia, “Las decisiones del emprendedor” a cargo del Lic. José Luis Cruz Ponce de León, mencionó que la gastronomía se ha convertido en el eje económico de nuestro país. La segunda ponencia a cargo del Chef Gustavo Romero, “La cocina peruana para el emprendimiento”, recalcó que la cocina es un arte, el cual, se debe cultivar con detalles. El chef Mair Bendezú, acreedor del segundo lugar en la feria Mistura 2010, el evento gastronómico más importante de Latinoamérica, con el Aguadito de Quinua Tres Regiones; “El aporte de la quinua en la cocina peruana es de talla mundial; a los chefs nos queda la labor de crear platos con insumos andinos que rescaten los productos peruanos nativos”.
En el evento también se trató acerca de las Técnicas de vanguardia en la coctelería, a cargo del sommelier David Romero Castro, quien realizo demostraciones de cómo preparar el conocido calientito, dando a conocer algunas técnicas para una buena preparación. Romero, al finalizar su destacó que el Ron peruano es el mejor a nivel mundial. Asimismo, el Chef Carlos Chuquimantari Urbina, docente del Instituto Continental, compartió su experiencia y arte en la cocina con los más de 500 estudiantes y profesionales en gastronomía.

Los estrechos vínculos entre matemáticas y gastronomía

Matemáticas y gastronomía, dos disciplinas que a ojos del profano parecen distantes, revelan su íntima relación de la mano del chef José Carlos García, reconocido en 2002 con su primera Estrella Michelín, en una exposición que se inaugura hoy en el Rectorado de la Universidad de Málaga.

(Foto del chef español  José Carlos García)

“Me propusieron una serie de fórmulas matemáticas con figuras geométricas que, a simple vista, no veía en la cocina, pero en el año y medio que hemos trabajado he ido acercándome y viéndolo, y efectivamente muchas cosas que hacemos en la cocina son estas figuras, como la viruta o el macarrón tradicional”, ha explicado hoy a Efe José Carlos García.

Antes de esta experiencia, se llevaba con las matemáticas “igual que todo el mundo”, y manejaba “las que se aprenden durante la formación y las de llegar a fin de mes”, a pesar de que en la cocina se recurre mucho a esta ciencia.

“La cocina es una ciencia casi exacta en muchas ocasiones, sobre todo cuando nos metemos en la cocina dulce, en la que tenemos que ir con precisión y utilizamos fórmulas en nuestras recetas”, ha señalado García, que regenta el restaurante Café de París en Málaga.

Para esta exposición, organizada con motivo del centenario de la Real Sociedad Matemática Española, conmemorado en 2011, García creó expresamente doce platos a partir de figuras geométricas resultantes a su vez de fórmulas matemáticas, con ingredientes y elaboraciones que ofrece en la carta de su restaurante, y ahora estos platos se pueden contemplar en fotografías.

La primera figura, “Zitrus”, está directamente relacionada con el “Nido crujiente con helado de piel de limón”, en el que consiguen la forma ovalada de esta fruta con una cuchara, y la segunda, “Dullo”, recuerda a su rosco de vino, en el que quería “que se viesen las irregularidades de la cocina y que no fuese exacto, porque perdería gracia y encanto”.

La cocina de García se acerca a la ciencia exacta en creaciones como su “Chocolate amargo con frambuesas”, emparentado por la figura geométrica “Pipe”, porque “hay un proceso de subir a 54 grados el chocolate, bajarlo a 28 y trabajarlo a 31, y a partir de ahí se puede hacer la figura que se quiera y es comestible”.

El clásico “Steak tartare” es acompañado aquí por una geométrica viruta crujiente con harina, agua y aceite de oliva, y otro habitual de la cocina como el macarrón, en este caso de frutos secos, adquiere, a partir de la clara de huevo, forma de circunferencia en la figura “Tanz”.

La forma “Elipsoide” se asemeja a la “Teja de flores” que crea este chef con almendra en polvo y caramelo tostado, en la que mezcla “dos texturas, la crujiente de la teja y la melosa del néctar de las flores”.

García se vale de otras dos figuras geométricas, el cono y la esfera, en sus “Perlas de tomate y albahaca líquidas”, en las que el cono sostiene estos elementos esféricos “que se convierten en líquidos al llegar a la boca”, ha señalado a Efe.

La forma de cubo se la da a su polvorón de avellana o a sus croquetas; la forma de hélice circular la logra en su “Muelle de aceite de oliva”, para el que llega a utilizar un taladrador, y el cilindro, en varias masas como la de las tejas de coral y cacao que acompañan a sus fresas.

Una de las más complicadas es la figura “Kreutz” en su “Nougatina de almendra con arena de pistacho”, con piezas de almendra, harina y caramelo ensambladas, y uno de los platos que más enorgullecen a García, son sus “Merengues de azahar”, con los que consiguió hacer “una biznaga comestible”.

 

* Texto por Jose luis picos, Agencia EFE, Málaga 9 Febrero del 2012